Antoine-Laurent Lavoisier y la química moderna

Imagen de Lavoisier

Antoine-Laurent Lavoisier fue un importante químico, biólogo y economista francés que nació el 26 de agosto de 1743 en París. Es considerado el creador de la química moderna junto con su esposa, Marie-Anne Pierrette Paulze, quien también era científica. Ambos desarrollaron diferentes estudios sobre temáticas tan variadas como la oxidación de los cuerpos, la respiración animal, la ley de conservación de la masa, también conocida como ley Lomonósov-Lavoisier, o el análisis del aire, entre muchos otros.

Lavoisier fue uno de los principales protagonistas de la revolución científica del siglo XVIII, llevando a la consolidación de la química. En el año 1766 Antoine-Laurent Lavoisier recibió la medalla de oro de la Academia de Ciencias francesa como consecuencia de su ensayo sobre el mejor sistema de alumbrado público en grandes posteriores.

Dos años después fue elegido miembro de la misma. Desde entonces ocupó numerosos cargos públicos, entre los que se incluye la dirección estatal de los trabajos dedicados a la creación de la pólvora en 1776 o el de miembro de una comisión para desarrollar un sistema de pesas en el año 1789.

Entre las investigaciones más importantes de Lavoisier se encuentran sus experimentos sobre el papel desempeñado por el aire en la combustión y la naturaleza de ésta. Así, demostró que la combustión es una reacción que conlleva la combinación de una sustancia con oxigeno. De esta forma quedó refutada la anterior teoría del flogisto.

En el año 1772 presentó los resultados de esta investigación a la Academia de Ciencias de Francia, haciendo especial hincapié en el hecho de que cuando se queman algunas sustancias tales como el azufre o el fosforo, estos pesan más como consecuencia de la absorción de aire que se produce. Por su parte otros materiales como el plomo metálico pierden peso en lugar de ganarlo porque pierden aire.

Herramientas para la investigación química

Antoine-Laurent Lavoisier distinguió asimismo una parte del aire que no se combina en la combustión (nitrógeno) y otra parte que si lo hace, y al que denominó oxigeno.

Sin embargo, también desarrolló otros proyectos relacionados con diferentes temáticas, entre las que destacaron sus investigaciones sobre el fenómeno de la respiración animal o la fermentación.

Lavoisier murió en la guillotina el 8 de mayo de 1794, a los 50 años. La Primera República Francesa no precisaba científicos ni químicos, según el presidente del tribunal que le condenó por haber trabajado en el cobro de contribuciones. Joseph Louis de Lagrange dijo al día siguiente: "Ha bastado un instante para cortarle la cabeza, pero Francia necesitará un siglo para que aparezca otra que se le pueda comparar". Y tenía razón.


Búsqueda personalizada

Inicio