Cohete Antares. Aprender de la experiencia

El cohete Antares

El cohete Antares

El día 28 de octubre de 2014 un cohete Antares-130, de la empresa francesa ATK Orbital Science Corporation, explotaba sólo 15 segundos después de despegar. Un fallo provocaba que se precipitase sobre la rampa 0A del centro de lanzamiento MARS, en el estado de Virginia, Estados Unidos. Antes de que impactara sobre el suelo, fue activado desde tierra el sistema de destrucción, evitando que las instalaciones sufrieran daños.

El Antares-130 era un cohete no tripulado destinado a llevar más de dos toneladas de suministros para la Estación Espacial Internacional. Desde el primer momento se sospechó que la culpa del fallo había sido debida a dos motores NK-33 de fabricación soviética. Ambos motores habían sido fabricados en la década de los 70 del siglo pasado.

El informe sobre el accidente confirmó las sospechas. Una explosión en una de las turbobombas de oxígeno líquido provocó la falta de empuje del motor, y la consiguiente caída del cohete Antares-130.

Esta fatídica experiencia ha llevado a la empresa ATK Orbital a proseguir con su programa de cohetes Antares, pero prescindiendo de los motores NK-33. Han sido sustituidos por un nuevo motor ruso, el RD-181 de NPO Energomash. La nueva versión del cohete se denominará Antares-200, y seguirá suministrando, de forma más segura, suministros a la Estación Espacial Internacional.



Búsqueda personalizada

Inicio