Reloj de Praga. Astronomía y pensamiento

Reloj de Praga

Constelaciones del Zodíaco en el reloj astronómico de Praga

Esta fotografía nos muestra un reloj astronómico del s.XV, en la ciudad de Praga. Vemos el anillo zodiacal, que indica el movimiento aparente del Sol a través de las 12 constelaciones del zodíaco. Las constelaciones se leen en sentido contrario al de las agujas del reloj.

En sus orígenes, no se distinguía entre astronomía y astrología. Desde el s. VIII a.C., los babilónicos comenzaron a recopilar todos los datos conocidos sobre la posición del Sol, la luna y las estrellas. Conocían bien su influencia en los ciclos de la naturaleza. Pensaban que la posición de los astros también influía en la vida de las personas. Si leyendo el cielo predecían la naturaleza, también podría predecirse el futuro de las personas. Así nacieron las predicciones del zodíaco.

Hoy sabemos que no tiene ningún fundamento científico, pero en sus comienzos ciencia y creencias eran una misma categoría.

Los babilónicos utilizaban un sistema aritmético basado en el número 6 y sus múltiplos. Lo aplicaron a la astronomía. Midieron el cielo como una circunferencia de 360º. Para realizar sus predicciones lo dividieron en 12 partes de 30º cada una. A cada parte le asignaron el nombre de la constelación dominante en ese sector del cielo. Hoy aún conservamos restos de aquella aritmética en muchos aspectos de nuestra vida, sobre todo en nuestra forma de medir el tiempo. También las 12 constelaciones del zodíaco son herencia del antiguo pensamiento babilónico.



Búsqueda personalizada

Inicio