Prueba gravitacional. Aprender de la experiencia

Prueba gravitacional

Las tersísimas esferas de la prueba gravitacional B

¿Tiene la gravedad una contraparte magnética? Haz girar una carga eléctrica y tendrás un campo magnético. Pon a girar una masa y, según Einstein, tendrías un levísimo efecto, semejante al magnetismo. Se supone que este efecto es tan pequeño que está más allá de la experiencia práctica e inclusive más allá de la medición instrumental. Por lo menos hasta abril del 2004.

En un intento temerario para medir de manera directa el gravitomagnetismo, la NASA lanzó al espacio las esferas más lisas jamás manufacturadas para ver cómo giran. Estas cuatro esferas, cada una más o menos del tamaño de una pelota de ping-pong, son la clave de los giroscopios de alta precisión de la Prueba Gravitacional B (Gravity Probe B).

¿Detectarán los giroscopios el gravitomagnetismo y se bambolearán a la velocidad predicha por Einstein? Un mejor entendimiento del espacio, el tiempo y la gravedad pueden traernos beneficios a largo plazo, y probablemente también a corto plazo, como mejores relojes y dispositivos de posicionamiento global.



Búsqueda personalizada

Inicio