Nanosatélites. Los avances en astronomía

Nanosatélite en el espacio

Pequeños nanosatélites

La NASA, a través del Centro de Vuelos Espaciales de Goddard de Greenbelt, en Maryland, lleva a cabo el proyecto Space Technology 5 (ST5) del Programa Nuevo Milenio (NMP). Este proyecto ST5 incluye la construcción de tres satélites miniaturizados. Estos pequeños satélites, llamados nanosatélites o "small-sats", pueden realizar algunas de las funciones habituales de un satélite normal.

Las diferencias son obvias. Además de su reducido peso, el coste de fabricación es mucho menor. Es el caso del satélite artificial español Nanosat-1B. Ha sido desarrollado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial INTA, y es un nanosatélite de apenas 22 kilogramos de peso. Su principal función es la comunicación entre bases remotas, como la Antártica, el buque Hespérides y España.

Otro excelente ejemplo es la investigación que lleva a cabo el ingeniero mexicano Álvar Saez-Otero en el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Álvar es director del Departamento de Aeronáutica y Astronáutica del MIT, y sus estudios se centran en el diseño e implementación de un pequeño dispositivo espacial, el Synchronized Position Hold Engage and Reorient Experimental Satellite (SPHERES).

Los SPHERES son pequeños satélites prácticamente esféricos. Miden, aproximadamente, 20 centímetros de diámetro. Su coste es de 200.000 dólares, un precio realmente asequible en comparación con los millones de dólares que representa construir satélites tradicionales. Hoy en día ya hay tres SPHERES a bordo de la Estación Espacial Internacional.



Búsqueda personalizada

Inicio