Reloj de Munster. Astronomía y pensamiento

El reloj de Munster

Reloj astronómico de Munster

La catedral de San Pablo de la ciudad de Munster, en Alemania, acoge un enorme reloj astronómico con numerosas funciones. El reloj original fue construido en el año 1408, pero el movimiento iconoclasta Beeldenstorm, que imperaba en Europa en el siglo XVI, acabó con él en el año 1534.

Unos pocos años después, en 1540, fue reconstruido. Tan sólo quedaban tres años para que viera la luz la obra de Copernico. Aún así, el movimiento de los planetas en el reloj, las excéntricas tipo astrolabio plano y otras múltiples funciones demuestran una gran madurez en el campo de la astronomía matemática.

El reloj de Munster está dividido en 24 horas, y se ejecuta en sentido antihorario, indicando horas y minutos de forma simultánea. El reloj está orientado hacia al sur, y las manillas siguen el curso actual del Sol. Cada línea de color rojo y blanco en el círculo de números romanos representa cuatro minutos. Hay cinco manillas menores que indican la posición de los planetas Júpiter, Marte, Venus, Saturno y Mercurio, y una bola de plata que representa las fases de la Luna.

En el año 1582 se renovó el calendario del reloj de Munster para adaptarlo al nuevo Gregoriano. Las curiosas figuras autómatas que hay en sus laterales, como la de Cronos o la de la Muerte, fueron añadidas en 1696. Durante la II Guerra Mundial se desmontó el reloj de Munster para protegerlo de los bombardeos, y desde 1951 no ha dejado de funcionar.



Búsqueda personalizada

Inicio