Hielo en Mercurio. El Sol, Mercurio y Venus

Cráteres de Mercurio

Hielo en los polos de Mercurio

Gracias a los datos y a las imágenes enviados por la MESSENGER (Mercury Surface Space Environment Geochemistry & Ranging), sabemos que en el planeta Mercurio podría haber indicios de hielo. La MESSENGER es la primera nave espacial que transita en la órbita de Mercurio, y ofrece a los científicos importantes pistas sobre el origen del planeta y su complicada historia geológica.

A pesar de ser el planeta más próximo al Sol, en los polos de Mercurio se dan las condiciones necesarias para que pudiera darse la existencia de hielo. En la imagen se pueden ver algunos de los cráteres más cercanos a los polos de Mercurio. En sus profundidades las temperaturas pueden llegar a descender hasta los 370 grados Celsius bajo cero.

Hace poco más de dos décadas, a través de unas imágenes de radar realizadas desde la Tierra, se pudo observar algo parecido a unos depósitos brillantes en los polos del planeta Mercurio. En ellos podría acumularse agua en forma de hielo u otros tipos de hielo. Los especialistas creen que podría tratarse de restos de agua congelada, conservados por un elemento volátil de azufre.

La nave MESSENGER está intentando confirmar esta hipótesis calculando la profundidad del suelo de los cráteres que se encuentran próximos al polo norte de Mercurio. En principio, los cráteres de alojamiento de depósitos en los polos parecen ser lo suficientemente profundos como para tener zonas de sombra permanente, alejadas del continuo viento solar que sopla en la ardiente superficie de Mercurio. No hay que olvidar que las temperaturas del planeta alcanzan los 400 grados.



Búsqueda personalizada

Inicio