Huracanes en Saturno. Asteroides, Júpiter y Saturno

Formación de un huracán en Saturno

Los vientos huracanados de Saturno

Como se puede apreciar en la imagen, los vientos en la atmósfera superior de Saturno pueden llegar a ser huracanados. Pueden alcanzar 1.800 kilómetros por hora, y se combinan con el calor que se genera en el interior del planeta. Esta fotografía fue captada por la sonda espacial Cassini, de la NASA, en el mes de abril de 2013. Se trata de un gigantesco huracán girando alrededor del polo norte de Saturno.

Gracias al material enviado por la sonda Casini, los científicos pudieron comprobar que el ojo del huracán tiene unos 2.000 kilómetros de ancho. Es decir, su tamaño es 20 veces mayor que el ojo de un huracán en la Tierra. Las nubes brillantes que se ven en los bordes de este huracán viajan a una velocidad de 530 kilómetros por hora.

Éstas fueron las declaraciones de Andrew Ingersoll, miembro del Instituto de Tecnología de California, en Pasadera: "Hicimos una doble toma cuando vimos este vórtice, porque se parece mucho a los huracanes que se registran aquí en la Tierra. Pero el de Saturno está a una escala mucho mayor, y de alguna manera recibe pequeñas cantidades de vapor de agua de la atmósfera de hidrógeno de Saturno".

Hoy en día, los científicos siguen estudiando este huracán, con el fin de entender mejor los que se producen en la Tierra. Los huracanes terrestres se alimentan del agua de los océanos, pero en Saturno no hay agua cerca de esas nubes altas en la atmósfera. Las tormentas de Saturno se abastecen de vapor de agua, y toda esta información puede ayudar a saber más respecto a cómo se generan y se mantienen los huracanes en nuestro planeta.



Búsqueda personalizada

Inicio