Nube solar. El Sol y los planetas gigantes

Nube solar del año 2013

Nube de plasma solar

En la imagen podemos ver la nube de plasma que el Sol expulsó el día 31 de agosto del año 2013. La imagen fue tomada por la sonda espacial SOHO, encargada de vigilar nuestra estrella de forma permanente desde el año 1995. La nube solar tardó en llegar a la Tierra tres días.

Nuestro astro solar lanzó hacia la Tierra una nube de plasma a 100.000 grados Fahrenheit, que viajaba a más de 1.448 kilómetros por segundo. El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA estudió este gran filamento. Cuando se tomó la imagen, tenía el tamaño de alrededor de 30 Tierras.

Esta nube de plasma emitida por el Sol no ha sido de las más grandes lanzadas por nuestro astro. En agosto del año 2010, nuestra estrella lanzó un filamento que llegó a alcanzar hasta 50 veces el tamaño de nuestro planeta antes de explotar.

En torno a estas grandes emanaciones solares siempre se especula con nefastas consecuencias para nuestro planeta. Especialmente, se habla de posibles problemas en los sistemas de comunicación, que quedarían afectados por un mal funcionamiento de los satélites de telecomunicaciones.

Pero estas enormes llamaradas solares de plasma también tienen un lado positivo. En el caso de la ocurrida en agosto de 2013, dio lugar a espectaculares auroras boreales, intensamente coloridas. De ello pudieron dar fe los científicos de la expedición Shelios del Instituto de Astrofísica de Canarias, que se encontraban en el sur de Groenlandia en aquel momento.



Búsqueda personalizada

Inicio