Cataratas congeladas. Un planeta lleno de misterio

Las cataratas del Niágara congeladas

Las cataratas del Niágara heladas

Los fuertes temporales que vienen azotando desde hace unos años el Norte de América dejan imágenes espectaculares. Es el caso de esta foto: las cataratas del Niágara, que separan Estados Unidos de Canadá, congeladas por las bajas temperaturas. En esta instantánea la temperatura era de 14 grados bajo cero.

Pero si nos fijamos con detenimiento en esta instantánea podremos descubrir alguna sorpresa más. Por ejemplo, que en la parte interior de la cascada, el agua continua cayendo en forma líquida mientras va quedando congelada al caer. Y no se puede oír, pero el estruendo habitual producido por la cascada sonido es ahora un suave torrente.

Estas fantasmagóricas imágenes de las cataratas del Niágara son algo más habituales en el lado canadiense. Prácticamente todos los años parte del pie de las cataratas se hiela en Ontario, dando lugar a lo que los canadienses llaman "el puente". Lo que no era habitual, y ahora comienza a serlo, es que las últimas olas de frío polar hagan que la capa de hielo abarque una extensión cada vez mayor.

Esta curiosa y buscada imagen por los turistas ha sido atribuida al cambio climático. Pero nada más lejos, se trata de un patrón de circulación global conocido como vórtice polar. Aunque normalmente permanece confinado en la zona ártica, o en la antártica, a veces tiene ondulaciones, llamadas ondas de Rossby, que se adentran en las zonas templadas.



Búsqueda personalizada

Inicio