Estaciones terrestres. El planeta Tierra

Las cuatro estaciones del año

Las cuatro estaciones de la Tierra

Se conoce como estación terrestre a cada una de las cuatro partes en las que se divide un año Solar: primavera, verano, otoño e invierno. Por año solar se entiende al tiempo que tarda la Tierra en girar alrededor del Sol, un recorrido denominado movimiento de traslación.

El eje sobre el que gira la Tierra está inclinado. Es por ello que el Polo Norte se acerca al Sol en el verano, mientras que el Polo Sur se aleja del astro Solar. De esta forma, cuando en el hemisferio norte es verano, en el hemisferio sur es invierno, y viceversa.

Las estaciones del año duran aproximadamente tres meses, con unas condiciones climáticas imperantes que se mantienen. En las regiones de la Tierra cercanas al Ecuador las estaciones son sólo dos, la estación seca y la lluviosa, ya que de una a otra varía sustancialmente el régimen de lluvias, pero no las temperaturas.

En función de la distancia al Sol tienen lugar los equinoccios y los Solsticios. En un equinoccio los dos polos de la Tierra se encuentran a la misma distancia del Sol, por lo que los días tienen la misma duración que las noches. Este fenómeno se da dos veces al año, entre el 20 y el 21 de marzo o equinoccio de primavera, y entre el 22 y el 23 de septiembre, el equinoccio de otoño.

El Solsticio es la época del año en que el ecuador de la Tierra se halla más lejos del Sol. El Solsticio de verano acontece entre el día 21 y el 22 de junio, y en esta fecha tienen lugar el día más largo y la noche más corta de todo el año. Todo lo contrario ocurre en el Solsticio de invierno, entre el día 21 y el 22 de diciembre, que cuenta con el día más corto y la noche más larga del año. En el hemisferio sur es al contrario.



Búsqueda personalizada

Inicio