Muerte de la Tierra. Las edades de la Tierra

Muerte de la Tierra

¿Como será la muerte de la Tierra?

Esta imagen recrea el Sol enrojecido sobre la Tierra sin vida.

Un día nuestro planeta morirá. La muerte de la Tierra podría producirse por varias causas, como el choque con un gran objeto o que se desviara de su órbita. Kepler creía en esta última posibilidad, aunque hoy sabemos que es prácticamente imposible. En el mejor de los casos, la Tierra morirá cuando el Sol haya consumido todo su combustible y se convierta en una gigante roja.

Dentro de 1.000 millones de años, el Sol comenzará a expandirse y a calentar con más fuerza. La vida se hará cada vez más difícil y, finalmente, desaparecerá. Los últimos supervivientes sobre la Tierra serán los extremófilos, unos microorganismos capaces de aguantar condiciones extremas.

En 1.400 millones de años, los océanos se habrán evaporado. El calor "romperá" las moléculas de vapor de agua (H2O) acumulado en la atmósfera. El hidrógeno, muy ligero, escapará al espacio. El oxígeno volverá la atmósfera muy densa y creará supertormentas. Las radiaciones no podrán escapar, el efecto invernadero aumentará y la Tierra se calentará cada vez más deprisa. Su superficie se derretirá.

Dentro de 7.500 millones de años, el Sol se habrá convertido en una gigante roja. Habrá crecido tanto que ocupará todo el cielo. Comenzará a engullir los planetas. La muerte de la Tierra será inevitable. Se fundirá y pasará a formar parte del Sol. Poco después, el Sol también morirá.



Búsqueda personalizada

Inicio