Polos geográficos. El planeta Tierra

El Polo Sur terrestre

Los Polos geográficos de la Tierra

Por polos geográficos se conoce a los dos puntos de la superficie terrestre que coinciden con su eje de rotación: el Polo Norte y el Polo Sur. El Norte geográfico de la Tierra se halla a una latitud geográfica de 90 grados al norte del ecuador. Por su parte, el Polo Sur geográfico se encuentra a 90 grados al sur del ecuador. En los polos geográficos coinciden todos los meridianos, por lo que no tienen longitud geográfica.

El Polo Norte terrestre está ubicado sobre el Océano Ártico, y está cubierto por un casquete de hielo. Astronómicamente es el punto de la superficie de la Tierra donde se proyecta la estrella polar. También denominado Ártico, el Polo Norte fue alcanzado por primera vez por Umberto Nobile, Roald Amundsen, Lincoln Ellsworth y otras 13 personas. Fue el 11 de mayo de 1926, y viajaban en el dirigible Norge.

Las temperaturas del Polo Norte son "algo más cálidas" que las del Polo Sur. En invierno las temperaturas oscilan entre los -43 grados Celsius y los -26 grados. La temperatura media en verano es de 0 grados. Es este polo tienen lugar impresionantes fenómenos atmosféricos y magnéticos, como las auroras boreales.

El Polo Sur geográfico fue descubierto por el explorador noruego Roald Amundsen, que llegó con un pequeño grupo el 14 de diciembre de 1911. Está situado sobre la Antártida, una gran meseta helada y ventosa, ubicada a 2.835 metros sobre el nivel del mar. El espesor de la capa de hielo del Polo Sur ronda los 2.700 metros. El marcador del Polo Sur es reposicionado anualmente, debido a que la masa polar se halla sobre un glaciar que se mueve a un ritmo de 10 metros por año.

Conviene diferenciar entre polos geográficos y polos magnéticos. Los primeros son los puntos por donde pasa el eje de rotación de la Tierra, mientras que los polos magnéticos son los puntos que señalan los extremos de una brújula. Aunque no coinciden en su posición, suelen estar cerca uno de los otros. Los polos magnéticos no se encuentran siempre en el mismo lugar, ya que todos los años sufren pequeños desplazamientos. Esto se debe a que el núcleo terrestre no es sólido.



Búsqueda personalizada

Inicio