Nebulosa Cono. Nebulosas en la Vía Láctea

La nebulosa del Cono

La nebulosa del Cono NGC 2264

Situada en la constelación de Monoceros, en el brazo de Orión, la nebulosa del Cono fue descubierta por el astrónomo alemán William Herschel el 18 de enero de 1784. Fue catalogada como H VIII.5. Se la conoce también como NGC 2264 y se encuentra a 2.700 años-luz de la Tierra. Esta nebulosa forma parte del Cúmulo Árbol de Navidad.

La nebulosa del Cono tiene forma triangular, y su estrella más brillante es 15 Monocerotis. Se trata de un sistema cuádruple, formado por cuatro estrellas azul-blancas (clases O7, B7, B8 y A6), que son las principales responsables del brillo de la nebulosa.

En el gigantesco pilar de polvo que constituye la nebulosa del Cono se están formando estrellas de forma continua. Como sucede en otros conos, pilares y caprichosas formas estelares de la Vía Láctea, las nubes de gas y polvo son azotadas por los vientos energéticos que proceden de las estrellas recién nacidas.

La nebulosa del Cono tiene unos 7 años luz de largo. Se cree que la estrella masiva NGC 2264 IRS, fotografiada por la cámara infrarroja del Hubble en el año 1997, es la principal fuente de viento que esculpe la nebulosa del Cono. El resplandor rojo anaranjado que muestra toda esta zona de nuestra galaxia no sólo se debe a la reflexión del polvo, también a la emisión del gas hidrógeno ionizado por la luz estelar.



Búsqueda personalizada

Inicio