Nebulosa Corazón. Nebulosas en la Vía Láctea

La nebulosa del Corazón

La nebulosa del Corazón IC 1805

La nebulosa del Corazón, también conocida como IC 1805, es una nebulosa de emisión que se encuentra ubicada a unos 7.500 años luz de distancia, en la constelación de Casiopea. Abarca un área de alrededor de 60 minutos de arco, aproximadamente 200 años luz. Recibe su nombre por su peculiar forma, que recuerda a un corazón humano.

En las zonas centrales de la nebulosa del Corazón las nubes de polvo adquieren caprichosas formas. Estas formaciones se deben a los vientos estelares y a la radiación de una gran variedad de estrellas masivas calientes. Dichas estrellas forman parte de un cúmulo de estrellas jóvenes llamado Melotte 15, de hasta 1,5 millones de años.

En la nebulosa del Corazón existe otro cúmulo abierto asociado, llamado Berkeley 65. Todos estos cúmulos estelares forman parte de un gran complejo de nebulosas que se encuentran en el Brazo de Perseo, el mayor brazo espiral de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

La fuente del color rojo que emite la nebulosa del Corazón es causada por el hidrógeno, el elemento que predomina sobre todos los que la componen. Descubierta por el telescopio espacial WISE en el año 2010, la luz que emite la nebulosa del Corazón tarda en llegar a la Tierra alrededor de 6.000 años luz.

Al lado de la nebulosa del Corazón se halla la nebulosa del Alma, también llamada IC 1848 o W5. Ambas nebulosas son auténticas fábricas masivas de estrellas, en las que el polvo estelar se acumula en forma de nuevos astros.



Búsqueda personalizada

Inicio