Eclipses
Diccionario de astronomía, letra E


Del griego antiguo ekleipo, disminuir. Es un fenómeno que se produce cuando el disco del Sol desaparece en parte o completamente, debido a que el de la Luna pasa delante suyo (eclipses de Sol); o bien cuando la Luna se oscurece en parte o completamente, porque la Tierra se interpone entre ella y el Sol cubriéndola con su sombra (eclipses de Luna).

Si las órbitas recorridas por la Tierra y la Luna fueran exactamente coplanarias, se tendrían dos eclipses cada mes: en cada Luna nueva (o Conjunción lunar) tendríamos un eclipse de Sol, y en cada Luna llena (Oposición lunar) tendríamos un eclipse de Luna. Sin embargo, como los planos de las órbitas de la Tierra y de la Luna están inclinados alrededor de 5 grados, en realidad los eclipses se producen cuando la Luna, en el novilunio o en el plenilunio se encuentra en uno de los dos puntos en los cuales su órbita intercepta la de la Tierra.

A causa de estas limitaciones, el número de los eclipses que se puede producir en el curso de un año varía de un mínimo de dos solares y ninguno lunar, a un máximo de cinco solares y dos lunares, o bien de cuatro solares y tres lunares.

Los eclipses se observan sistemáticamente desde la antigüedad. Algunas antiguas observaciones grabadas en tablillas demuestran que los pueblos mesopotámicos, entre el tercer y segundo milenio antes de Cristo ya habían descubierto el denominado ciclo de Saros. Este es un periodo de aproximadamente 18 años, transcurrido el cual la Luna vuelve a ocupar la misma posición en su órbita con respecto al Sol, por lo cual los eclipses se repiten aproximadamente con las mismas modalidades. Cada "ciclo de Saros" comprende un promedio de 71 eclipses, de los cuales 43 son solares y 28 lunares.



Búsqueda personalizada

Inicio