Estrella Doble
Diccionario de astronomía, letra E


Si observamos las estrellas en una noche serena, muchas de ellas se nos aparecerán aisladas, pero próximas a otra estrella. Este hecho puede estar determinado simplemente por un efecto de perspectiva, por el cual dos estrellas, en realidad muy alejadas entre sí, y que sin embargo se encuentran en nuestra línea visual, se nos muestran una al lado de la otra. En este caso se habla de dobles ópticas.

En cambio, cuando las dos estrellas están unidas físicamente, en el sentido que rotan la una alrededor de la otra, se habla de dobles físicas. En muchos casos las estrellas mantenidas juntas por fuerzas gravitacionales son más de dos, y entonces se llaman sistemas múltiples.

Un típico sistema múltiple es el de Ursae Maioris, estrella del Gran Carro conocido también con el nombre de Mizar. En este caso junto a Mizar es posible ver a simple vista otra pequeña estrella denominada Alcor. Una tercera compañera, aproximadamente de la misma luminosidad de Alcor, pero mucho más próxima, es apreciable sólo a través de un binocular o un telescopio.

Las dobles físicas no son en absoluto una rareza, ya que representan la gran mayoría de las estrellas. Según recientes estadísticas, el 46 por 100 de las estrellas está constituido por dos componentes unidas gravitacionalmente; el 39 por 100 por sistemas múltiples y el 15 por 100 por estrellas simples como nuestro Sol.

Según las modalidades de observación, las estrellas dobles físicas se subdividen en varios tipos:

1.- Dobles visuales, cuando las componentes pueden observarse directamente con un instrumento óptico.

2.- Dobles astrométricas, cuando una componente es demasiado débil para ser vista directamente y su presencia se presume por medidas astrométricas, es decir por pequeños movimientos que la estrella principal, apreciable a simple vista, realiza como consecuencia de su unión gravitacional con la compañera a su vez invisible.

3.- Dobles espectroscópicas, cuando por la presencia de dos o más componentes rotantes se determinan desplazamientos periódicos de las longitudes de onda de las bandas espectrales, a causa del efecto Doppler.

4.- Dobles de eclipse, cuando la duplicidad se revela por las variaciones regulares de luminosidad de una estrella a causa del paso periódico de la compañera delante de ella. En este caso, se habla también de variable a eclipse. El ejemplo más famoso de una estrella de este tipo es Algol.

Las estrellas dobles tienen una notable importancia astrofísica, porque del análisis de sus órbitas se puede determinar la masa, las dimensiones y, por lo tanto, profundizar en los estudios sobre la evolución estelar. En otros casos, a causa de la proximidad de las dos componentes, se observa un fluir del gas atmosférico de una estrella hacia la otra, acompanado por fenómenos de emisión electromagnética muy llamativos.

Las estrellas dobles son uno de los objetos más observados por los astrónomos, tanto por su belleza como por representar una óptima prueba para establecer la calidad de su equipo óptico. En muchos textos de astronomía se ha difundido el uso de referirse a las estrellas dobles con el término de "estrellas binarias": las dos maneras son perfectamente equivalentes.



Búsqueda personalizada

Inicio