Fobos (satélite)
Diccionario de astronomía, letra F


Foto 1

Es el mayor de los dos satélites de Marte, orbita a 9.380 km. del planeta realizando alrededor suyo una vuelta completa en 7 horas y 39 minutos. Su periodo de rotación es idéntico al de revolución, y por lo tanto este cuerpo, como nuestra Luna, dirige a su planeta siempre la misma cara.

Fobos tiene la forma de una patata alargada y con picaduras, con dimensiones de apenas 27 x 21 x 19 km; está considerada por lo tanto, como su más pequeño hermano Deimos, un asteroide capturado por el planeta. Su masa es de 9,6 x 10 elevado a 15 kg. y su densidad de 1,9 g/cm3.

Las propiedades físicas de Fobos se conocen desde hace relativamente poco tiempo, cuando la sonda espacial Mariner 9 la fotografió de cerca de 1971. Antes de esa fecha el satélite de Marte había hecho fantasear a muchos astrónomos. Especulando sobre el hecho de que su movimiento alrededor del planeta está en leve pero constante aceleración, y atribuyendo este fenómeno a una diferencia de órbita debida al frenamiento (y por lo tanto al descenso hacia una órbita más baja y veloz) por parte de la rarificada atmósfera marciana, Carl Sagan y otros habían avanzado la hipótesis de que sólo un cuerpo hueco en su interior y de baja densidad, como un satélite artificial, había podido experimentar este singular fenómeno.

Un astrónomo ruso, F. Zigel, incluso había llegado a afirmar que, habiendo sido descubierto por Asaph Hall en 1877 y por J Herschel, que lo había observado con un instrumento mayor y en condiciones mucho más favorables durante la oposición de Marte en 1862, el satélite artificial Fobos habría sido lanzado por los marcianos precisamente entre 1862 y 1877.

Para demostrar cómo el mito de que el planeta Marte estaba habitado, alimentado por Lowell en los primeros años del siglo XX, se lanzó la hipótesis de que una civilización marciana en vías de extinción, había sido obligada a poner en órbita grandes estaciones espaciales para estar a salvo de cualquier tipo de catástrofe natural.

Las exploraciones desde cerca de Marte y sus satélites, echaron por tierra muchas suposiciones y todo lo extraño que puede decirse ahora de Fobos es que parece una patata comida por una langosta, como lo ha definido Carl Sagan después de haberse desengañado.



Búsqueda personalizada

Inicio