Luz
Diccionario de astronomía, letra L


Por luz se entiende habitualmente esa porción de la radiación electromagnética visible al ojo humano y que, en términos generales, está comprendida entre las longitudes de onda de 4.000 A (luz violeta) y 7.000 A (luz roja).

Sin embargo el término también se aplica, por extensión, a las radiaciones no visibles, por lo cual es frecuente encontrar frases como: observaciones en luz ultravioleta, o incluso análisis en luz infrarroja.

La naturaleza física de la luz ha representado uno de los problemas más complejos de la ciencia moderna y sólo en épocas recientes, a comienzos del siglo XX, se ha resuelto satisfactoriamente.

En el siglo XVIII, en tiempos de Newton, estaba vivo el debate sobre si la luz era un fenómeno ondulatorio, análogo a las ondas sonoras, o bien estaba constituida por pequeñísimas partículas llamadas fotones. Con la teoría de los quantos, desarrollada a caballo del siglo XIX y del siglo XX por el físico alemán Max Planck (1858 - 1947), se demostró que la luz tiene una doble naturaleza, desde el momento que a veces se comporta como un fenómeno ondulatorio y a veces como una emisión corpuscular.

Los colores que componen la luz visible (rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, añil y violeta) se explican admitiendo que la luz consiste en oscilaciones de campos eléctricos y magnéticos de diversa frecuencia (o longitud de onda); mientras otros fenómenos, como el empuje que es capaz de imprimir un rayo de luz a pequeñas partículas, se explican con la naturaleza corpuscular de los fotones.



Búsqueda personalizada

Inicio