La misión Rusa de Fobos-Grunt

El 8 de noviembre de 2011 Rusia volvió de nuevo a la carrera espacial en la exploración de Marte con una ambiciosa misión, conocida como Fobos-Grunt. Se trataba de un módulo de aterrizaje que tenía como principal objetivo llegar a Fobos, una de las lunas del planeta rojo, y recoger muestras de su superficie. Sin embargo, como misión secundaria también pretendía colocar la sonda china Yinghuo-1 en la órbita marciana.

Representación de la nave Fobos-Grunt

El lugar de aterrizaje planeado era una región de la luna Fobos donde se podrían recoger muestras del suelo de Marte. La nave Fobos-Grunt estaba equipada con un brazo robótico que tenia la capacidad de recoger muestras de hasta 1,3 centímetros de diámetro. Ya que las características del suelo de Fobos eran inciertas, el módulo de aterrizaje incluía otro dispositivo de extracción que hubiera sido utilizado en el caso de que la superficie hubiera sido demasiado rocosa para el dispositivo principal.

La Fobos-Grunt se pierde

El módulo de aterrizaje Fobos-Grunt de la Roskosmos (la Agencia Espacial Federal Rusa) fue lanzado desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazakstán, dirección Marte. Sin embargo, Fobos-Grunt sufrió un fallo de control que hizo que este módulo de aterrizaje quedase varado en la órbita baja de la Tierra. Además, se perdió por completo toda comunicación con la nave poco tiempo después del lanzamiento.

Los numerosos intentos llevados a cabo para volver a hacer funcionar la nave no tuvieron éxito y, finalmente, el 15 de enero de 2012, el Fobos-Grunt cayó en picado hacia la Tierra de forma totalmente incontrolada, desintegrándose finalmente sobre el Océano Pacífico.

Superficie de la luna marciana Fobos

En principio, la misión Fobos-Grunt debería haber regresado a la Tierra en agosto de 2014, trayendo consigo 200 gramos de suelo de la luna marciana Fobos. Además, se trataba de la primera misión en la exploración de Marte liderada por Rusia desde la fallida Mars 96.

La nave fue diseñada para convertirse en la primera nave espacial en volver con una muestra macroscópica de un cuerpo extraterrestre desde la misión soviética Luna 24 en 1976. Sin embargo, todas las esperanzas puestas en esta misión fueron en vano, debido al temprano fallo de la nave.


Búsqueda personalizada

Inicio