Precisión y rigurosidad de Simon Newcomb

El papel del astrónomo canadiense Simon Newcomb ha sido vital en el desarrollo de la mecánica celeste. Newcomb revisó en el siglo XIX la tabla de posiciones lunares, además de recalcular las principales constantes astronómicas con bastante exactitud. También realizó el cálculo de numerosas perturbaciones orbitales, causadas por la fuerza de atracción de otros cuerpos siderales.

Imagen del astrónomo Simon Newcomb

Entre sus numerosas aportaciones a la mecánica celeste están la publicación de tablas muy precisas sobre el movimiento del Sol y la Luna, así como la elaboración de tablas de planetas como Mercurio, Venus y Marte. Newcomb también reafirmó la propuesta de medir la distancia Tierra-Sol utilizando el asteroide Eros.

Fórmulas y constantes más fiables

Simon Newcomb trabajó toda su vida para conseguir una determinación sistemática de las constantes astronómicas. Para ello partió de los nuevos datos existentes, abriendo nuevos caminos a las posteriores teorías que han ido surgiendo sobre los movimientos de los cuerpos celestes. Gracias a su rigurosidad y gran dedicación, determinó con exactitud muchas de las tablas, fórmulas y leyes que existían hasta entonces.

El trabajo de Simon Newcomb ha permitido contar a las futuras generaciones de astrónomos con una formulación mucho más precisa y sistemática de cuantos datos se conocían hasta la fecha acerca de los objetos siderales. Por ello, los datos obtenidos por Newcomb han sido utilizados durante más de un siglo, y algunas de sus constantes siguen formando parte del estándar internacional.

Newcomb posee un cráter con su nombre en la Luna

La comunidad científica agradeció el laborioso y útil trabajo de Simon Newcomb dando su nombre a uno de los cráteres de la Luna.


Búsqueda personalizada

Inicio