La aridez en el planeta Tierra

Más de 600 millones de seres humanos habitan en zonas áridas, caracterizadas por su pobreza y desertización. En 1977 la UNESCO llevó a cabo un proyecto centrado en la delimitación de este tipo de territorios, calificándolos según el grado de aridez que muestran. Como resultado se produjo un mapa mundial que ha servido de referencia para los estudios ecológicos. Se detecta una ampliación de la extensión de estas regiones conforme avanza el tiempo.

El paso de agua en estado líquido a gas (vapor de agua), al haber adquirido suficiente energía como para vencer la tensión superficial que unían las moléculas de agua entre sí se denomina evaporación. En los seres vivos, por ejemplo en las plantas, este proceso se llama transpiración.

Desierto de Atacama, Chile

Pues bien, se considera que una zona es árida cuando sufre periodos de sequía debido a que el conjunto de evaporación + transpiración potencial (a la unión de ambos se denomina evapotranspiración potencial) supera a las precipitaciones o lluvias. Por tanto, la aridez se considera un concepto climático.

Tipos de zonas áridas

Básicamente los terrenos estériles se dividen en tres tipos o grados de aridez, mediante el uso del índice PP/ETP (esto es, la precipitación medial anual de la zona respecto a la evapotranspiración potencial anual). Son los siguientes:

1.-Zona hiperárida: índice (PP/ETP) menor que 0,03. Corresponde a desiertos propiamente dichos, con la vegetación limitada a zonas muy concretas (oasis). La precipitación media anual no supera los 50 mm. Representan aproximadamente el 5 % de la superficie de los continentes.

2.-Zona árida: índice comprendido entre 0,03 y 0,2. Son los semidesiertos y subdesiertos. La vegetación continúa siendo poco densa (matorrales, pequeñas plantas leñosas y cactus). Pastoreo de tipo nómada y a veces, cultivos de cereal. precipitación media anual (pp): 50-126 mm (las lluvias suelen concentrarse en una única estación del año). Ocupan un 15 % de la superficie de los continentes y se distribuyen alrededor de las zonas hiperáridas, a la vez que constituyen la parte central de los desiertos menos absolutos.

Zona árida

3.-Zona semiárida: índice comprendido entre 0,2 y 0,5. Corresponden a estepas, praderas y ciertas sabanas tropicales y gran parte de las zonas mediterráneas. 350-400 mm de pp repartida en seis meses al año (el periodo invernal en las latitudes mediterráneas y tropicales). Suelen ser regiones ganaderas y áreas de plantación de cultivos de secano. Abarcan un 14 % de la superficie de los continentes.

En las zonas marcadas por la aridez, las condiciones climáticas extremas conllevan la actuación acentuada y repetitiva de agentes geológicos externos (agua y viento). Por eso, el principal proceso que ocurre es la erosión de forma que inevitablemente la situación desembocará en la desertización posterior.

Por tanto, encontramos que una zona sin unas condiciones extremas de sequedad pero con unas condiciones fuertemente erosivas naturales o antrópicas (esto es, generadas por la acción humana) puede terminar convirtiéndose en un desierto.

Bardenas Reales, Navarra, España

Precisamente esto está ocurriendo en muchos lugares de la corteza terrestre, pero limitándonos a España se puede citar los Monegros (Aragón), las Bardenas Reales (Navarra) o la provincia de Almería (Andalucía).

La sobreexplotación de los ecosistemas fundamentalmente por comportamientos inadecuados por parte del ser humano suele desembocar en la progresiva extensión de los terrenos baldíos. Cuando la mala utilización de la tierra se suma a la instalación de fases climáticas secas, inevitablemente la zona acaba degenerando en subdesiertos y zonas semiáridas.


Búsqueda personalizada

Inicio