¿Qué es una nebulosa de emisión?

Las nebulosas son grandes nubes de gas y polvo interestelar, donde nacen las estrellas.

Las nebulosas de emisión son brillantes nubes de gas y polvo que acogen jóvenes estrellas en su interior.

Nebulosa de Orión

Al principio, las nebulosas son frías y oscuras. A medida que el material interestelar se concentra, la presión y la temperatura en el centro de la nebulosa aumentan. Cuando consiguen acumular la suficiente cantidad de materia, en el interior de la nebulosa nace una estrella.

La nueva estrella calienta la nebulosa. El gas caliente se ilumina y la nebulosa oscura se convierte en una nebulosa de emisión.

En la nebulosa de emisión se forman nuevas estrellas mientras las jóvenes la iluminan cada vez más. Las nebulosas de emisión crean las formas más variadas, y son las imágenes más bellas del Cosmos.

Nebulosas de emisión

Algunas de las nebulosas de emisión más bellas y conocidas son:

Nebulosa del Águila

Nebulosa del Aguila: a 7.000 años luz de distancia, en la constelación de la Serpiente. Tiene una extensión de 70 años luz. En ella se encuentran los famosos Pilares de la Creación. Son tres enormes pilares de material, polvo y gas de varios años luz de longitud. Los fotografió el Hubble en 1.995 y son probablemente la imagen más bella del Cosmos tomada hasta hoy.

Nebulosa de Orión: es la más brillante y conocida. Está a 1.500 años luz de la Tierra, en la constelación de Orión, y mide unos 30 años luz. Es la nebulosa de emisión más cercana. Puede verse incluso a simple vista, como una mancha blanca a la izquierda bajo el Cinturón de Orión. Fue la primera nebulosa en fotografiarse, hace casi 150 años.

Nebulosa NGC604: situada en la galaxia del Triángulo, es la nebulosa de emisión más grande que se conoce. Mide 1.500 años luz de diámetro y es más de 6.000 veces más brillante que la nebulosa de Orión. Es la zona del Grupo Local donde más estrellas nacen y, por tanto, abundan las estrellas jóvenes.

Nebulosa Carina

Nebulosa de Carina: está a unos 8.000 años luz, en la constelación de Carina, en el hemisferio sur. Es una de las nebulosas más grandes y luminosas que se conocen. Su extensión supera los 300 años luz. Contiene varias de las estrellas más masivas de la Vía Láctea.


Búsqueda personalizada

Inicio