Biodiversidad. ¿Ha comenzado la sexta gran extinción?

Biodiversidad y extinciones

Tras 4.000 millones de años de evolución, las más diversas formas de vida pueblan la Tierra. Un gran número de animales, plantas y otros seres vivos forman la biodiversidad de nuestro planeta.

Vida animal

Habitan desde las profundidades marinas hasta las cordilleras más altas, los bosques tropicales y los áridos desiertos, incluso los hielos polares... La existencia de hábitats tan distintos es precisamente la causa de que la diversidad de formas de vida en la Tierra sea tan amplia y variada.

Desde que los primeros organismos unicelulares aparecieron en el mar, miles de millones de especies han poblado la Tierra. Tras un período de supervivencia más o menos largo, la mayoría evolucionan en especies nuevas o acaban extinguiéndose. Las especies actuales son sólo el 1% de todas las que han pasado por la Tierra.

Flora

Se estima que hoy viven unos 100 millones de especies, entre animales y vegetales. Aunque las catalogadas no llegan a los dos millones. Hay muchas especies aún desconocidas. La mayoría son insectos, plantas y otros pequeños organismos. Son difíciles de ver y, a veces, viven en lugares demasiado inaccesibles para el ser humano. También los fondos oceánicos están aún sin explorar. Muchas especies se extinguen incluso antes de ser descubiertas.

La biodiversidad aporta al entorno un equilibrio que es necesario para la supervivencia de todos los seres vivos. Interviene en todos los procesos naturales que sostienen la vida: renueva el aire, mantiene la riqueza del suelo, participa en los ciclos del agua y del carbono, equilibra el clima y la temperatura, etc. Actúa como un mencanismo perfecto. Las especies interaccionan unas con otras.

Biodiversidad

La pérdida de una sola especie afecta al equilibrio de todo el ecosistema. La biodiversidad produce el alimento y los recursos necesarios para todas las criaturas que forman parte de él. Lo distribuye de manera diferente en las distintas zonas del planeta, y se adapta a las características de cada hábitat, del mismo modo que las especies evolucionan para adapatarse mejor al medio en que viven.

De la biodiversidad se obtienen también los compuestos químicos necesarios para fabricar los fármacos. La Naturaleza no desaprovecha sus recursos, y da a cada especie lo que necesita. Cuando por causa de hombre desaparece una especie, quizás esté destruyendo algo que va a necesitar.

Cambio climático

Hoy, muchas especies en todo el mundo están en retroceso o en claro peligro de extinción. Los expertos creen que ha comenzado la sexta gran extinción. Las grandes extinciones son algo natural en la historia de la Tierra. Se cree que extinciones pasadas se debieron a cambios climáticos. O al impacto de un meteorito, en el caso de la gran extinción del Cretácico, que acabó con los dinosaurios. Pero desconocemos la causa con certeza. Parece que, esta vez, el impacto del hombre sobre el entorno está provocando o, al menos, acelerando la extinción.


Búsqueda personalizada

Inicio