Las misiones Mars Odyssey y Mars Express

Las misiones Odyssey y Express

Las misiones de la Nasa Odyssey y Express han sido los primeros programas para la exploración de Marte del siglo XXI.

Mars Odyssey

La Mars Odyssey llegó a la órbita marciana el 24 de octubre de 2001 y, desde entonces, ha recopilado más de 130.000 imágenes, y aún continúa su misión en la exploración de Marte enviando información a la Tierra sobre la geología del planeta rojo, su clima y mineralogía.

Imagen conceptual de la Mars Odyssey sobre Marte

La principal misión de la Mars Odyssey era conseguir pruebas sobre la presencia de agua y actividad volcánica en Marte. Durante los años que ha permanecido en la órbita del planeta, la Odyssey ha permitido crear mapas de minerales y elementos químicos, así como identificar regiones con agua helada bajo su suelo.

Igualmente, la Mars Odyssey ha determinado que la radiación en la órbita baja de Marte es aproximadamente el doble que la que existe en la misma órbita de la Tierra, un aspecto esencial para la posible exploración humana del planeta rojo.

Mars Express

Por su parte la Mars Express, tras su llegada a Marte el 25 de diciembre de 2003, ha explorado la atmosfera y superficie marciana desde la órbita polar. La misión de la Mars Express en la exploración de Marte ha sido desde sus inicios la búsqueda de agua bajo el suelo marciano. De esta forma se han utilizado hasta 7 instrumentos científicos para llevar a cabo distintas investigaciones que permitan responder a las preguntas fundamentales sobre la geología, atmosfera, medioambiente de la superficie, presencia de agua y la posibilidad de vida en el planeta rojo.

Representación de la Mars Express Orbiter y el módulo de aterrizaje Beagle 2

La Mars Express, compuesta por la Mars Express Orbiter y el módulo de aterrizaje Beagle 2, tuvo una misión difícil. A pesar de que la Beagle 2 no fue diseñada para moverse, llevaba consigo un equipo de extracción y el espectrómetro de masas más pequeño creado jamás, junto con otros dispositivos para analizar con precisión el suelo debajo de la superficie marciana. Sin embargo, los numerosos intentos de ponerse en contacto con el módulo de aterrizaje Beagle 2 fallaron, declarándose perdido en febrero del año siguiente. A pesar de ello, la Mars Express Orbiter confirmó la presencia de hielo de agua en el polo sur de Marte.


Búsqueda personalizada

Inicio