El Cuaternario: Pleistoceno y Holoceno

El Cuaternario es el último periodo del Cenozoico que empezó hace 2,59 millones de años y comprende hasta nuestros días.

Hasta hace poco el Cuaternario no incluía la edad o piso Gelasiano, que comienza hace 2,588 millones de años, termina hace 1,806, y se encuadraba en la última parte del Plioceno. El ajuste se hizo por coherencia con los principales cambios en la vida, el clima y los océanos de la Tierra, ya que los episodios de glaciación del Gelasiano encajan mejor en este periodo.

El Cuaternario

El Cuaternario, la edad del hielo y del hombre

El Cuaternario se divide en dos épocas: Pleistoceno, la primera y más larga del periodo, que incluye los siglos glaciales, y el Holoceno, la época reciente o postglacial que llega hasta la actualidad.

Al Pleistoceno se le llama a veces "la era del Hombre", porque el género Homo evolucionó en este periodo. En el siguiente periodo, el Holoceno, los seres humanos fueron capaces de desarrollar una vida organizada en grupos sociales a la que llamamos civilización.

•» El Pleistoceno comienza hace 2,588 millones de años y finaliza hace unos 12.000 años, en el 10.000 a. C. El hielo se extendió en forma de glaciares sobre más de una cuarta parte de la superficie terrestre, llegando en algunas zonas hasta el paralelo 40. El nivel de los mares descendió unos 100 metros y la vida tuvo que adaptarse a las nuevas condiciones o desaparecer. En las regiones libres de hielo, la flora y la fauna dominantes eran esencialmente las mismas que las del período anterior, el Plioceno.

Las grandes glaciaciones del Cuaternario

Un sistema glaciar estaba centrado sobre Escandinavia, se extendía hacia el sur y hacia el este a través del norte de Alemania y el oeste de Rusia, y hacia el suroeste sobre las Islas Británicas. El segundo gran sistema glaciar del hemisferio norte cubría la mayor parte de Siberia. Otro sistema glaciar cubrió Canadá y se extendió hasta Estados Unidos.

Naturalmente, las regiones ártica y antártica estaban también cubiertas de hielo, al igual que la mayoría de las montañas altas de todo el planeta. Los efectos topográficos causados por la acción de los glaciares durante el Pleistoceno son perceptibles todavía en buena parte del mundo.

A lo largo del Pleistoceno se produjeron seis grandes glaciaciones. Entre ellas hubo otros tantos periodos interglaciares en los que el clima se hizo más cálido. Ahora estamos en el último periodo interglaciar. De momento.

En las zonas frías vivieron mamuts, renos, ciervos gigantes y osos polares. La vegetación era parecida a la tundra, con líquenes y musgos. En las etapas interglaciares hubo caballos, rinocerontes y felinos de grandes colmillos. Una parte de la fauna se adaptó a los cambios climáticos, como los bisontes, zorros, alces y gatos monteses. En Norteamérica se extinguieron muchas especies de mamíferos, incluyendo la llama, el camello, el tapir, el yak y el caballo. Hacia el final del Pleistoceno, algunos grandes mamíferos, como el mastodonte, el tigre dientes de sable, el ciervo gigante y el perezoso terrestre, se habían extinguido en todo el planeta.

Mientras se acumulaba hielo y nieve en las latitudes altas, en las más bajas aumentaban las lluvias, lo que permitió que la vida vegetal y animal floreciera en áreas del norte y el este de África que hoy son yermas y áridas. Se han descubierto pruebas de que el Sahara estuvo ocupado por cazadores nómadas, así como por jirafas y otros rumiantes durante el Pleistoceno tardío.

Pinturas de Altamira

En cuanto a la evolución humana, el Pleistoceno equivale al Paleolítico. Al principio apareció la especie Homo habilis, recolectora y carroñera, que fabricaba toscas herramientas de piedra. Homo erectus, con mayor cerebro, apareció hace 2 millones de años. Fabricaba armas más perfeccionadas, cazaba en grupo, hablaba y, probablemente, aprendió a usar el fuego.

Homo neanderthalensis fue una especie adaptada al frío que apareció hace 230.000 años. Algunos autores lo consideran una subespecie o adaptación de Homo sapiens, cuyos restos más antiguos tienen unos 315.000 años y es la única especie de Homo que todavía no se ha extinguido.

•» El Holoceno es la época más reciente del periodo Cuaternario y, por tanto, de la Era Cenozoica, tan reciente que dura hasta hoy. Comenzó hace unos 12.000 años, en el 10.000 a. C, cuando el deshielo hizo subir más de treinta metros el nivel del mar. Esto provocó que Gran Bretaña, Indonesia, Japón, Taiwán, Nueva Guinea y Tasmania se separaran de sus respectivos continentes. Se formó el estrecho de Bering, que separa Siberia de Alaska, y se secó la zona que ahora ocupa el desierto del Sáhara.

Temperaturas medias en el Hemisferio Norte

El Holoceno en un periodo interglacial que puede acabar en una nueva glaciación. Es una época de clima cálido en el que se asientan las actuales distribuciones geográficas de la fauna y la flora. Se producen variaciones y ciclos en los que la temperatura global sube o baja menos de 1 ºC.

Las extinciones han continuado durante el Holoceno y se han acelerado en los últimos 100 años por la presencia humana. En la Tierra hubo cinco grandes extinciones, por esto, a la actual se le llama la sexta extinción.

Al principio del Holoceno los humanos ya habían empezado a organizarse en grupos sociales ubicados en cuevas o chozas, lo cual hizo evolucionar rápidamente el lenguaje y, con él, los conocimientos. Se domesticaron lobos para convertirlos en perros y se fabricaron nuevas herramientas como arcos, flechas, hachas, cuchillos, arpones, aparejos de pesca o piraguas.

Holoceno, el inicio de la civilización

Hace unos 10.000 años los habitantes del Oriente Medio fértil empezaron a compaginar la caza y la pesca con la agricultura y la ganadería, lo que provocó el abandono de la vida nómada. Se asentaron en lugares estables formando pueblos o ciudades (civitas, en latín) y de ahí proviene la palabra "civilización". Fabricaron objetos de cerámica y empezaron a dominar los metales: primero el cobre, después el bronce y finalmente el hierro.

A pesar de que, como periodo geológico, abarca hasta nuestros días, el Holoceno se suele estudiar hasta la invención de la escritura. El primer escrito que se conoce se atribuye a los sumerios de Mesopotamia, hace unos 5.000 años. A partir de este momento empieza lo que llamamos "historia". Pero eso ya es otra historia.

Descubre más:
La evolución humana
Las glaciaciones del Cuaternario
El gran río que quedó olvidado bajo el Sáhara



Búsqueda personalizada

Inicio