Atmósfera de Urano. Urano, Neptuno y Plutón

El verdoso planeta Urano

La atmósfera de Urano

Junto a Júpiter, Saturno y Neptuno, Urano es uno de los planetas gigantes gaseosos del Sistema Solar. Carece de superficie sólida, y su atmósfera está compuesta por hidrógeno y helio, principalmente. También contiene una pequeña cantidad de metano y algunas trazas de agua y amoníaco. El color azul verdoso que luce Urano se debe al metano. Al atravesar el sol la capa de metano, el gas absorbe casi toda la luz roja, dando paso a la luz azul y proporcionándole su peculiar color.

Lo que ocurre en la atmósfera de Urano es difícil de apreciar con luz visible. El 80 por ciento o más de la masa del planeta se encuentra en el núcleo líquido, que está formado principalmente por agua, metano y amoníaco, además de otros materiales de mayor densidad en la parte más profunda.

Volviendo a la atmósfera de Urano, ésta se halla cubierta de niebla en las capas más bajas, con una presión superficial de 1,2 bar. La atmósfera se extiende hasta una altura de 11.000 kilómetros del planeta, manteniendo una temperatura de -215 grados centígrados en las capas altas. Todo ello indica que Urano no posee fuentes internas de calor importantes.

Al igual que sucede en Júpiter y Saturno, en Urano se pueden apreciar zonas de un suave bandeado longitudinal que incluye zonas claras ascendentes y zonas oscuras descendentes. En estas zonas soplan vientos en la dirección de rotación que pueden llegar a alcanzar, en latitudes medias, velocidades de entre 150 y 600 kilómetros por hora.



Búsqueda personalizada

Inicio