Nebulosa del Lápiz. Nebulosas de nuestra galaxia

Nebulosa del Lápiz

Foto de la onda de choque de una supernova en la nebulosa del lápiz

Los restos de una estrella que explotó hace miles de años crean una imagen abstracta en nuestra galaxia, tal como se ve en la foto obtenida por el Telescopio Espacial Hubble de la Nebulosa del Lápiz. Conocida como NGC 2736, la Nebulosa del Lápiz es parte del remanente de la supernova de Vela, descubierta por Sir John Herschel en 1840 y cuya forma lineal le ha dado ese nombre popular. La forma de la nebulosa sugiere que es parte de un frente de choque de una supernova que se encontró con una región de gas denso, lo que ha producido que la nebulosa brille.

En la imagen se aprecian grandes estructuras filamentosas, pequeños "nudos" brillantes y parches de gas difuso. La región capturada en esta imagen tiene 3/4 partes de un año luz de largo. El remanente de la supernova de Vela tiene unos 114 años luz de longitud máxima y se halla a 815 años luz del Sistema Solar.

La explosión de una supernova dejó un pulsar en el núcleo de la región de Vela. Basándose en la tasa con la que este objeto está frenando su rotación, los astrónomos creen que la explosión podría haber sucedido hace 11.000 años. La estrella que murió como supernova podría haber sido 250 veces más brillante que Venus y resultaría visible para los observadores del hemisferio Sur en pleno día. Si la edad del evento es correcta, esto significaría que la explosión inicial empujó material desde la estrella a 35 millones de Km por hora. Según el remanente de supernova se ha ido expandiendo, la velocidad de sus filamentos ha ido decreciendo. La nebulosa de la imagen se desplaza ahora a unos a 640.000 Km/h.



Búsqueda personalizada

Inicio