Eclipse lunar. El Sistema Solar a simple vista

Eclipse total de Luna

Eclipse de Luna a simple vista

Un eclipse de Luna tiene lugar cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna. Los tres cuerpos celestes quedan totalmente alineados, o casi, de tal manera que la Tierra bloquea los rayos solares que llegan a nuestro satélite. Se produce así un cono de sombra del planeta Tierra sobre la Luna, quedando oscurecida.

La sombra lunar consta de dos regiones. Por un lado, la umbra o sombra, que es la zona oscura y tiene forma de cono, y por otra la penumbra, lo que queda alrededor. Por tal motivo, los eclipses lunares sólo pueden tener lugar durante la fase de Luna llena. En dicha fase, al alinearse los tres cuerpos celestes, la Luna penetra en el cono de sombra que proyecta la Tierra en el espacio.

Hay tres tipos de eclipses lunares. El parcial acontece cuando sólo una parte del satélite entra en la zona umbra, quedando dicha zona oculta. El eclipse total sucede cuando la Luna entra de lleno en la zona umbral. Por último, en el eclipse penumbral la Luna entra en el cono de penumbra de la Tierra, atravesando sólo las regiones más externas de la sombra terrestre, por lo que apenas se oscurece. El de la imagen es un eclipse total que tuvo lugar en Bulgaria el 10 de diciembre de 2011.

Mientras que los eclipses solares sólo pueden contemplarse desde una parte de la Tierra, los lunares pueden ser verse desde cualquier zona terrestre por la noche. Los solares precisan de medidas de protección ocular, pero los eclipses de Luna pueden verse directamente y durante horas.



Búsqueda personalizada

Inicio