Viento en Urano. Urano, Neptuno y Plutón

Imagen del planeta Urano

Los fuertes vientos de Urano

Urano, el séptimo planeta desde el Sol y el tercero más grande del Sistema Solar, se halla en continuos procesos de cambio. Cuando en el año 1986 la sonda Voyager lo sobrevoló, lo que descubrió fue un planeta sin poca actividad. Por este motivo, los astrónomos comenzaron a llamarlo "el agujero negro del Sistema Solar".

Pero Urano cambió y sigue cambiando. En el año 2012, un equipo internacional de científicos descubrió las fuertes rachas de viento que soplan en el planeta. Las imágenes que lo revelaron fueron obtenidas gracias a una nueva técnica utilizada en el Observatorio de Keck, en Hawaii.

Los estudios revelaron que Urano posee una gruesa atmósfera formada por hidrógeno, helio y metano. En su superficie soplan vientos, principalmente, de este a oeste, y a velocidades que superan los 900 kilómetros por hora. Y todo ello a pesar de las pequeñas cantidades de energía disponibles para conducirlos. Otros estudios más recientes demuestran que estos fuertes vientos sólo se encuentran en una capa relativamente delgada de Urano, una pequeña zona de no más de 1.100 kilómetros de profundidad.

El clima de Urano es extraño, y su atmósfera es muy similar a la de Neptuno. Sus temperaturas descienden lo suficiente como para congelar el metano, alrededor de -180 grados centígrados. Pero los científicos advierten de que Urano está cambiando, y no esperan que la situación actual de su superficie permanezca tal y como está.



Búsqueda personalizada

Inicio