Arco iris solar. El cielo de la Tierra

Corona arco iris en Hawaii

Corona arco iris alrededor del Sol

Los halos y las coronas alrededor del Sol o la Luna siempre se asocian popularmente a la llegada de lluvias. Nuestra imagen recoge una corona arco iris en un bosque lluvioso de la Isla Grande de Hawaii. Este tipo de coronas se ven más frecuentemente alrededor del Sol, aunque cuando se producen en torno a la Luna son realmente espectaculares.

Las coronas son el resultado de la difracción de la luz al atravesar las partículas de agua que hay en la atmósfera. Cuanto más pequeñas son esas partículas o gotas, más amplias son las coronas, que recuerdan mucho al fenómeno del arco iris. Desde hace siglos se tienen noticias de halos y coronas en torno al Sol y la Luna, incluso desde la época del emperador Constantino, a principios del siglo IV.

Para que estas coronas estén fuertemente coloreadas y visibles alrededor del sol o a la luna, deben estar parcialmente ocultas por un velo de nubes del tipo altocúmulos o estratocúmulos, pero sobre todo de cirrocúmulos y cirros.

Las nubes tipo cirros están hechas de millones de cristales hexagonales de hielo, que se localizan a alturas de entre 5 y 10 kilómetros, en la troposfera. Cada cristal actúa como un prisma en miniatura, refractando la luz del Sol y enviándola de regreso a la atmósfera en todas direcciones. Debido a que la parte superior de la troposfera se encuentra casi siempre a temperaturas por debajo del punto de congelación, los cristales de hielo pueden ser observados a lo largo de todo el año, y darse el fenómeno de la corona arco iris.



Búsqueda personalizada

Inicio