Grutas Skocjan. Detalles de la Tierra

Cueva en Skocjan

Las Grutas de Skocjan, en Eslovenia

Si es hermoso ver un gran cañón en la superficie terrestre, resulta de lo más espectacular contemplarlo bajo tierra. Es el caso de Grutas de Skocjan, que se encuentran en la región de Kras, en el suroeste de Eslovenia. Durante miles de años el río Reka ha ido erosionando este espacio natural bajo tierra, hasta conformar un gran cañón subterráneo.

Las Grutas de Skocjan cuentan con cerca de cinco kilómetros de peculiares pasajes subterráneos, que incluyen cuevas con más de 20 metros de profundidad y varias cascadas. De hecho, los humedales que posees estas cuevas las hicieron dignas de ser reconocidas como Reserva de la Biosfera. Por si fuera poco esta distinción, en 1986 la UNESCO las incluyó en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Las dimensiones de las Grutas de Skocjan distan mucho de las que posee el Gran Cañón del Colorado. Pero el hecho de encontrarse bajo tierra las confiere un gran interés. Hay tramos de las cuevas realmente espectaculares, como el de la Cámara Martelova, que alcanza hasta 120 metros de ancho y una altura de 146 metros.

En el interior de las Grutas de Skocjan se ha desarrollado un ecosistema en el que han evolucionado especies únicas, adaptadas a la oscuridad. Es el caso del Proteus anguinus, uno de los seres más raros de la fauna europea, y que antiguamente se asociaba a la cría de un dragón.

Sobre las Grutas de Skocjan se encuentra el pequeño pueblo que lleva el mismo nombre. Todos sus alrededores están repletos de formaciones de origen cárstico, como dolinas, hundimientos o barrancos.



Búsqueda personalizada

Inicio