Rayos crepusculares. Atmósfera de la Tierra

Rayos crepusculares sobre el mar

Foto de rayos crepusculares

Los rayos crepusculares son haces luminosos que parecen tener su origen en un único punto del cielo. Crean una alternancia de luces y sombras en el firmamento, y se pueden ver durante la puesta o la salida del Sol, cuando existe un mayor contraste entre luz y oscuridad. Para que se produzcan los rayos de luz deben encontrarse con algún obstáculo, como las nubes o un accidente geográfico.

En el caso de la imagen superior, que tiene lugar sobre el mar, los rayos solares penetran a través de una masa de nubes. Este bellísimo fenómeno atmosférico también puede contemplarse a través de árboles, montañas o altos edificios.

La climatología es también un factor a tener en cuenta en la formación de rayos crepusculares. La lluvia y la nieve también pueden dispersar la luz, incluso las partículas de polvo en suspensión proporcionan un efecto crepuscular. Gran parte de la espectacularidad de los rayos crepusculares se debe a sus tonalidades. Pueden ser en tonalidades rojas y amarillas, o en tonos azulados, como los de la fotografía.

El precioso escenario que crean los rayos crepusculares ha hecho que, desde la antigüedad, el hombre les haya puesto nombres de lo más curiosos. En la antigua Grecia se referían a ellos como "agua dibujada por el Sol", pero también se les conoce como la escalera de Jacob, los rayos de Dios, los rayos de Buda, la escalera al cielo, los rayos de luz de Jesús o los dedos de Dios.



Búsqueda personalizada

Inicio