Explosión de supernova. Universo Activo

Recreación de una supernova

Cómo explota una supernova

Existen estrellas que ponen fin a su existencia con una gran explosión cósmica masiva, conocida como supernova. Al estallar, las supernovas lanzan material al espacio a una velocidad de entre 15.000 y 40.000 kilómetros por segundo. Dichas explosiones son las responsables de la producción de una gran parte del material del Universo, como el hierro, que forma parte de nuestro planeta y de nosotros mismos.

Resulta curioso pensar que los elementos pesados sólo se producen en las supernovas, por lo que, al fin y al cabo, todos nosotros llevamos en nuestros cuerpos remanentes de este tipo de explosiones que acontecen en el Universo.

Las supernovas van añadiendo elementos a las nubes de polvo y gas que hay en el espacio, promoviendo la diversidad interestelar. También producen ondas de choque que condensan las nubes de gas, favoreciendo la formación de nuevas estrellas.

Pero son muy pocas las estrellas que terminan por convertirse en supernovas. La mayoría se van enfriando y acaban su vida como enanas blancas, para posteriormente pasar a ser enanas negras.

Tras la explosión, una supernova puede seguir iluminando el cielo durante varias semanas. La transferencia de material y energía dará como resultado una estrella muy diferente. Se trata de una estrella de neutrones, un recuerdo de la anterior existencia de una supernova. Dichas estrellas de neutrones emiten ondas de radio de manera constante o en ráfagas intermitentes.


Galería: Universo Activo

Búsqueda personalizada

Inicio