El Pequeño Fantasma. Nebulosas de nuestra galaxia

El Pequeño Fantasma

Foto de la Nebulosa del Pequeño Fantasma

El Telescopio Espacial Hubble ha obtenido imágenes de la nebulosa planetaria NGC 6369, conocida también como Nebulosa del Pequeño Fantasma debido a la apariencia espectral de la pequeña nube que rodea a la débil y agonizante estrella central. NGC 6369 está situada a una distancia entre 2.000 y 5.000 años-luz de la Tierra.

Cuando una estrella de masa similar a la del Sol se aproxima al final de sus días, se expande notablemente: nace una gigante roja. Esta etapa de gigante roja termina cuando la estrella expele sus capas exteriores hacia el espacio originando una débil nebulosa resplandeciente. Los astrónomos denominaron en principio nebulosa planetaria a este tipo de objetos debido a que por su forma recordaba a un planeta, tal como aparece visto a través de un pequeño telescopio. El núcleo estelar remanente inunda de luz ultravioleta el gas circundante.

Nuestro Sol podrá expulsar una nebulosa semejante, pero no antes de 5.000 millones de años. El gas se expandirá desde la estrella, y se disipadrá por el espacio interestelar después de unos 10.000 años. Después de esto, el rescoldo del Sol se enfriará paulatinamente durante miles de millones de años hasta transformarse en una diminuta enana blanca.



Búsqueda personalizada

Inicio