Cósmicos (Rayos)
Diccionario de astronomía, letra C


Son partículas atómicas que llegan a la Tierra desde el espacio y cuyo origen, aunque aún no está perfectamente determinado, puede encontrarse en la actividad de las estrellas y de objetos de tipo estelar.

Alrededor del 90 por 100 de los rayos cósmicos están formados por núcleos de hidrógeno, es decir de protones; un 9 por lO0 de núcleos de helio, o bien de partículas Alfa, como se suelen llamar los núcleos de helio; y apenas un 1 por 100 de núcleos de otros elementos.

Flujos de electrones libres, con alta energía, mezclados con ese tipo de partículas, son clasificados también como rayos cósmicos. Sus características principales son: las altas velocidades a las que viajan en el espacio cercanas a las de la luz, y la alta energía de la cual están dotados.

Algunos estudiosos comparten la hipótesis que las grandes extinciones ocurridas sobre la Tierra entre el Cretáceo y el Terciario, hace unos 65 millones de años, fueron causadas por la explosión de una supernova cercana que lanzó hacia la Tierra un flujo mortífero de rayos cósmicos. A este acontecimiento podría deberse la desaparición de los dinosaurios.



Búsqueda personalizada

Inicio