Relieve de Mercurio. Detalles del Sistema Solar

Superficie de Mercurio

El relieve del planeta Mercurio

La superficie de Mercurio es bastante parecida a la de la Luna. Está cubierta de cráteres, cordilleras, fallas y zonas de llanura. En la imagen tomada por la sonda espacial Mariner 10, se pueden ver a la perfección los cráteres de Mercurio. Son de varios tamaños, que oscilan entre los 100 metros y los 1.300 kilómetros de circunferencia. El cráter Caloris es el más grande de todo el planeta, y se cree que se formó por el impacto de un gran meteorito.

Muchas de las montañas de Mercurio presentan un aspecto redondeado y están cubiertas de polvo. Su erosión también es debida al constante bombardeo de meteoritos. En cuanto a las fallas, se elevan varios kilómetros de altura, y tienen una longitud de cientos de kilómetros.

Todavía no se han identificado los volcanes de Mercurio, pero se sabe que las zonas llanas del planeta han sido cubiertas en varias ocasiones por material derretido. A lo largo del planeta también se pueden ver algunas cordilleras escarpadas. Su presencia sugiere que, en el pasado, Mercurio sufrió un enfriamiento y se contrajo, provocando que la superficie se levantara.

Desde la superficie de Mercurio el Sol parece dos veces y media más grande que visto desde la Tierra. Pero, a diferencia de nuestro planeta, el cielo siempre se ve negro, debido a que la atmósfera de este pequeño planeta es insuficiente para provocar la dispersión de la luz.



Búsqueda personalizada

Inicio