Corteza oceánica. El relieve terrestre

Corteza oceánica

La corteza oceánica en el planeta Tierra

Con una densidad mayor que la que posee la corteza continental, la corteza oceánica es la parte de la corteza terrestre que forma los océanos. Su antigüedad no llega a los 200 años, y carece de capa granítica.

No todas las aguas oceánicas forman parte de la corteza oceánica, ya que existe una zona superficial que pertenece a la corteza continental. En total, la corteza oceánica ocupa el 0,099% de la masa de la Tierra.

En la corteza oceánica se distinguen cuatro zonas: las dorsales oceánicas, las llanuras abisales, los guyots y las fosas abisales.

Las dorsales oceánicas son grandes elevaciones, de hasta 3.000 metros de altura, que se encuentran sobre el fondo oceánico. Ubicadas en los bordes de las placas litosféricas, suelen estar asociadas a los volcanes submarinos.

Las llanuras abisales son grandes extensiones muy planas sobre las que suelen elevarse los montes submarinos o guyots. Los guyots suelen tener su cima llana, ya que fue erosionada cuando se hallaba a nivel del mar.

Finalmente, las fosas abisales son aquellas profundas y angostas brechas donde se acumulan los sedimentos. S encuentran en los bordes de la placa, muy cerca de un continente o de una zona insular. Suelen estar asociadas a la presencia de terremotos.



Búsqueda personalizada

Inicio