Gliptogénesis. El relieve terrestre

Gliptogénesis

La gliptogénesis en el planeta Tierra

La gliptogénesis consiste en el desgaste que los agentes exógenos producen en la corteza terrestre. Estos agentes externos provienen principalmente de la energía del sol, como el agua o el viento, y erosionan el relieve de la corteza terrestre. En la imagen se pueden observar los efectos de la erosión producida por el viento.

Existen diversos procesos de gliptogénesis. Es el caso de la meteorización, que produce una alteración de la superficie terrestre por la acción de los gases del aire, el agua, los cambios de temperatura y los seres vivos. La meteorización puede ser mecánica o química. La mecánica es debida a los cambios de temperatura o a la acción de animales o plantas. Por su parte, en la meteorización química intervienen agentes de erosión que se encuentran en la atmósfera, como el dióxido de carbono o el vapor de agua.

Los efectos de la erosión por gliptogénesis dependen de la intensidad con que actúan los agentes erosivos, como el agua en sus tres estados de la materia o la fuerza del viento. También es determinante la resistencia del material que recibe el impacto.

Cada agente exógeno de erosión origina diferentes formas del relieve. Se puede diferenciar la erosión producida por olas marinas, la erosión del viento o eólica, la erosión fluvial o la erosión glaciar.



Búsqueda personalizada

Inicio