Líneas Nazca. Tierra espectacular

Panorámica de un geoglifo en Nazca

Las Líneas de Nazca

Las Líneas de Nazca son un conjunto de antiguos geoglifos ubicados en las Pampas de Jumana, en el desierto de Nazca, cerca de la localidades de Nazca y Palpa, en Perú. Su origen se atribuye a la cultura nazca, y se calcula que fueron trazados en el suelo entre los años 500 a.C. y 500 d.C. Las Líneas de Nazca están compuestas por varios cientos de figuras, que incluyen desde diseños tan simples como líneas hasta complejas figuras zoomorfas, fitomorfas y geométricas.

Las Líneas de Nazca abarcan una superficie aproximada de 450 kilómetros cuadrados. Suponen todo un enigma arqueológico por su gran número y tamaño, su naturaleza y su continuidad. Los geoglifos representan vegetales, seres fantásticos, criaturas vivas y figuras geométricas que cuentan con varios kilómetros de longitud. Se cree que pudieron tener una función ritual vinculada a la astronomía.

Fueron descubiertas en el año 1939 por el arqueólogo norteamericano Paul Kosok, que recorría en avión el sur del Perú estudiando los antiguos sistemas de riego. En el año 1994 la UNESCO declaró las Líneas y Geoglifos de Nazca y de Pampas de Jumana Patrimonio de la Humanidad. Por desgracia, la construcción de la autopista panamericana y el continuo paso de todoterrenos por la zona han provocado graves daños en esta joya arqueológica.

A pesar de contar con miles de años, las Líneas de Nazca siguen siendo perfectamente visibles desde el cielo. Son azotadas continuamente por el viento y el Sol, pero únicamente el hombre representa una verdadera amenaza para este espectacular enigma de la Tierra.



Búsqueda personalizada

Inicio