¿Cuándo morirá el Sistema Solar?

El Sol está aproximadamente en la mitad de su vida. Cuando el Sol muera, todo el Sistema Solar morirá con él.

Sol gigante roja

La muerte de un sistema solar depende del tamaño de su estrella. El Sol es una estrella mediana, clasificada como enana amarilla de tipo G, muy frecuentes en nuestra galaxia. Es demasiado pequeña para convertirse en una gran supernova y estallar. En vez de eso, se desgastará poco a poco. Primero se convertirá en una gigante roja y finalmente se agotará como una débil enana blanca.

Dentro de 5.000 millones de años, el Sol habrá consumido todo el combustible de su núcleo, el hidrógeno. Entonces, comenzará a fusionar helio. Se hará cada vez más grande y se volverá rojo. Su tamaño será diez veces el que tiene hoy, y ocupará todo el cielo... y más.

Se tragará a todos los planetas del Sistema Solar interior: Mercurio, Venus, la Tierra y tal vez Marte. El resto de planetas se achicharrarán por el calor y la intensa radiación. La fase de gigante roja durará millones de años.

Evolución del Sol

Cuando el helio también se agote, fusionará carbono por algún tiempo. Pero cuando ya no quede combustible para más fusiones nucleares, la gravedad de su núcleo hará que se encoja. Toda la masa del Sol quedará aplastada en su núcleo y se convertirá en una enana blanca.

Para entonces apenas quedará ya nada del Sistema Solar, pues la radiación habrá acabado con todo.

El Sol aún vivirá varios millones de años más como una enana blanca. Pero estará tan débil, que su gravedad no tendrá fuerza para mantener unido el Sistema Solar. La heliosfera y la heliopausa se habrán destruido. Los restos del Sistema Solar estarán expuestos no sólo a las últimas oleadas de radiación del Sol, sino a los potentes rayos interestelares.

Los átomos de lo que un día fue el Sistema Solar se esparcirán por la galaxia.


Búsqueda personalizada

Inicio