La mecánica celeste en la Edad Media

¿Cómo se movían los astros en la Edad Media?

La traducción al árabe de la obra cumbre de Ptolomeo, el Almagesto, que desarrollaba su teoría del sistema geocéntrico, siguió vigente durante toda la Edad Media. Otras obras trascendentales en esta época fueron las Tablas Toledanas, escritas por el toledano Azarquiel y las Tablas Alfonsinas de Alfonso X El Sabio.

Pero la Edad Media, debido al peso de la iglesia católica, fue en realidad una época de oscurantismo para el avance de la Astronomía, en general, y de la mecánica celeste de manera particular, sobre todo en Europa. Cualquier teoría que no girase en torno al geocentrismo era denostada, y toda explicación o desarrollo incluía la mano de Dios.

La teoría geocéntrica en la Edad Media

El mayor debate que tuvo lugar fue el relacionado con la dinámica de las esferas celestes. Averroes, Ibn Bajjah y Tomás de Aquino desarrollaron teorías sobre la inercia de las esferas celestes, mientras que Avicena y Jean Buridan trabajaron en la teoría del impulso de las esferas celestes.

Nuevas teorías en Oriente

Los principales avances en la mecánica celeste de la Edad Media provinieron de astrónomos persas, árabes e indios. Es el caso de los modelos planetarios desarrollados por el astrónomo indio Aryabhata, o el modelo heliocéntrico del matemático, astrónomo y astrólogo persa Albumasar, fuertemente cuestionado en esta estéril época.

Otra teoría originada en Oriente fue la del físico, matemático y astrónomo persa Abu Ja'far Muhammad ibn Musa Al-Khwarizmi. Su teoría se basaba en la hipótesis de que los cuerpos celestes y las esferas celestes se encuentran sujetos a las mismas leyes de la física que operan en la Tierra. Era todo lo contrario a lo hasta ahora pensaban los astrónomos antiguos, que consideraban que las esferas celestes se basaban en unas leyes físicas totalmente diferentes a las de la Tierra.

Hacia el heliocentrismo

Ya en el siglo XIV, el astrónomo árabe Ibn al-Shatir diseñó el primer modelo de movimiento lunar basado en observaciones físicas, modelo que más tarde fue desarrollado por Copérnico. Pese a que Ibn al-Shatir creó un modelo del cosmos geocéntrico, sus estudios y teorías tuvieron una gran influencia en el Renacimiento. No sólo construyó nuevos instrumentos para el estudio de la astronomía, también realizó grandes avances en el campo de la teoría planetaria.

La teoría heliocéntrica surgió en la Edad Media

Gran parte de las teorías y estudios realizados en Arabia, Persia o India llegaron a España y al resto de Europa durante la Edad Media gracias al religioso y político castellano Raimundo de Toledo. Fue el responsable de la traducción al latín de gran parte de estos textos y de proteger el legado astronómico durante muchos años.

Finalizando la Edad Media, el astrónomo polaco Nicolás Copérnico formuló la revolucionaria teoría heliocéntrica del Sistema Solar, considerada una de las teorías más importantes en la historia de la ciencia occidental y, por supuesto, el inicio de la Astronomía Moderna.


Búsqueda personalizada

Inicio