Nace la Agencia Espacial Europea

Foto 1

En diciembre de 1960 algunos científicos europeos decidieron formar una comisión para promover las investigaciones espaciales en Europa. Este fue el comienzo de la European Space Research Organization (ESRO), un organismo cuyas actividades estarían vinculadas al desarrollo de satélites.

Casi en el mismo período, algunos gobiernos europeos quisieron iniciar actividades en el campo de la construcción de transportadores para satélites. Esto dio lugar al nacimiento de otra organización, la European Space Vehicle Launcher Development Organization (ELDO) que tenía la finalidad primordial de desarrollar el proyecto del gran transportador Europa.

Las dos organizaciones se hicieron operativas a comienzos de 1964. La ELDO reunía a los estados miembros de la Unión Europea Occidental y Australia, y otros paises europeos como España y Dinamarca, mientras quedaban excluídos países neutrales como Suiza y Suecia. La ESRO reagrupaba a todos los países de Europa occidental con pocas e insignificantes excepciones.

Durante los primeros años de actividad (1966-68), la ESRO llevó adelante un programa de inversiones para equipar laboratorios, centros de investigación, centros de control, etc. Surgieron así dos grandes establecimientos técnicos. Por una parte, el ESTEC (European Space Research and Technology Centre) en Noordwijk, Holanda, que sería el responsable del estudio, desarrollo y control de los satélites y vehículos espaciales construídos por la industria europea. Por otro lado, la ESOC (European Space Operations Centre) en Darmstadt, Alemania, era responsable del control de las operaciones de los satélites en órbita.

En el mismo período, con la ayuda de la comunidad cientifica europea, la ESRO desarrolló sus primeros satélites científicos: el ESRO II (misión: rayos cósmicos y rayos X solares), el ESRO I (ionosfera y auroras polares) y el HEOS A1 (viento solar y espacio interplanetario), que fueron lanzados por transportadores americanos: el Scout y el Thor-Delta.

A finales de 1968 la ESRO tenía 3 satélites en órbita y 22 experimentos en curso, que sirvieron como test de calificación para la organización. Sin embargo habian existido dificultades. Un corte del presupuesto obligó a la ESRO a cancelar las dos misiones más grandes programadas (un gran observatorio astronómico orbital y una misión-cometa) y el proyecto del satélite TD2.

El TD1, en cambio, se convierte en el primer proyecto espacial facultativo del ESRO y consiste en un satélite para el estudio de los rayos ultravioletas. Una solución, la de la participación facultativa en los proyectos por parte de los estados miembros, se convertiría después en una de las bases de las cuales surgiría la ESA.

A finales de 1970 la ESRO llegó a una conclusión: proporcionar pruebas de la madurez tecnológica cuidando más el aspecto práctico que el científico de la investigación. Esto creó cierta confusión en la cooperación espacial en Europa: algunos estados miembros del ESRO no quisieron financiar nuevos proyectos.

Se tuvo que recurrir al presidente del Consejo del ESRO, el profesor Puppi, quien intentó una solución logrando un compromiso. Sus propuestas, después de una minuciosa discusión, se reunieron en lo que se convirtió en el acuerdo global de 1971, un paquete de propuestas que fue aceptado por unanimidad.

Esta práctica fue adoptada también en 1973, año en que el acuerdo global puso en marchatres nuevos proyectos: (el Spacelab, el Ariane, y el Marots (un satélite para las comunicaciones maritimas). También este año se tomó una decisión fundamental para el futuro de la colaboración espacial en Europa: la de crear una única Agencia Espacial Europea (ESA).


Búsqueda personalizada

Inicio