La mecatrónica en astronomía

La mecatrónica es un término bastante reciente. Surgió como tal en Japón, en la década de los 80 del pasado siglo. Consiste en la integración cinegética de la ingeniería mecánica con la electrónica y con el control de computadores inteligentes. Su finalidad es diseñar y crear nuevos productos y procesos.

Foto 1

Aplicada a la observación astronómica, la mecatrónica proporciona sistemas altamente especializados capaces de detectar y amplificar la débil señal de radiación electromagnética emitida por planetas, estrellas y galaxias. También puede, mediante robots, analizar de forma autónoma las características del medio ambiente de un planeta o estrella, moverse y evitar los obstáculos, recibir comandos y transmitir los resultados a los centros de investigación.

Sistemas mecatrónicos astronómicos

La aplicación de la mecatrónica a la observación y el estudio de los cuerpos celestes ha dado como resultado diversos sistemas tecnológicos muy sofisticados. A la mecatrónica se deben muchos telescopios terrestres y espaciales, además de todos los robots que han caminado por la superficie de otros planetas, también conocidos como Exploradores Automáticos Interplanetarios.

Foto 1

Otras aportaciones de la mecatrónica a la Astronomía son los radiotelescopios móviles, los interferómetros de radio, los observatorios a bordo de aviones, los detectores de ondas gravitacionales o los detectores de neutrinos.


Búsqueda personalizada

Inicio