El planeta Neptuno: azul, distante y ventoso

Neptuno es el planeta más exterior de los gigantes gaseosos y el primero que fue descubierto gracias a predicciones matemáticas.

El octavo planeta del Sistema Solar debe su nombre al dios romano Neptuno, señor de todas las aguas. Su equivalente en la mitología griega es Poseidón.

El planeta Neptuno

Es el cuarto y el más lejano de los planetas gigantes gaseosos. Los dos últimos, Urano y Neptuno, se conocen como gigantes helados, a causa de sus bajas temperaturas. Es también el cuarto planeta más grande en tamaño y el tercero en masa, equivalente a unas 17 veces la de nuestro planeta.

El siguiente cuadro muestra datos de Neptuno comparado con la Tierra:

Datos básicosNeptunoLa Tierra
Tamaño: radio ecuatorial24.622 km.6.378 km.
Distancia media al Sol4.498.252.900 km.149.600.000 km.
Día: periodo de rotación sobre el eje  16,11 horas23,93 horas
Año: órbita alrededor del Sol164,8 años1 año
Temperatura media superficial-220 º C15 º C
Gravedad superficial en el ecuador11 m/s29,78 m/s2

El interior de Neptuno es roca fundida con agua, metano y amoníaco líquidos. En el exterior abunda el metano, que le da su característico color azul. Neptuno es un poco más pequeño que Urano, pero más denso.

Su campo magnético está inclinado 47 grados respecto al eje de rotación del planeta y desplazado unos 13.500 km del centro físico. Esta orientación puede deberse a los flujos en el interior y no a la inclinación del propio planeta.

Neptuno también tiene anillos

La nave Voyager II se acercó a Neptuno el año 1989 y lo fotografió. Descubrió seis de sus ocho lunas y confirmó la existencia de anillos.

Anillos de Neptuno

En efecto, Neptuno tiene un sistema de cuatro anillos estrechos, delgados y muy tenues, difíciles de distingir con los telescopios terrestres. Los anillos se formaron a partir de partículas de polvo, arrancadas de las lunas interiores por los impactos de meteoritos pequeños.

¿Cómo es la atmósfera de Neptuno?

La atmósfera tiene algunas manchas que recuerdan las tempestades de Júpiter, pero, a diferencia de este, en Neptuno se forman y desaparecen con frecuencia. La más grande, la Gran Mancha Oscura, tenía un tamaño similar al de la Tierra, pero en 1994 desapareció y se formó otra.

Los vientos más fuertes de cualquier planeta del Sistema Solar son los de Neptuno. Muchos de ellos soplan en sentido contrario al de rotación. Cerca de la Gran Mancha Oscura se midieron vientos de 2.000 Km/h.

Cambios en la atmósfera de Neptuno

La foto de arriba muestra el aspecto de Neptuno desde 1996 hasta 2002. Observaciones más recientes también han detectado cambios como estos.

En la atmósfera de Neptuno se llega a temperaturas cercanas a los 260 ºC bajo cero. Contiene, sobre todo, hidrógeno y helio, junto con algo se nitrógeno. Abundan los hielos de agua, amoniaco y metano. La mayoría de las nubes son de metano congelado y cambian con rapidez.

El descubrimiento de Neptuno

Galileo vió a Neptuno en 1612, pero lo confundió con una estrella. Tuvieron que pasar más de dos siglos hasta su "descubrimiento" oficial. A principios del siglo XVIII varios astrónomos observaron que las órbitas de Júpiter, Saturno y Urano, recién descubierto, no tenían el comportamiento descrito por las leyes de Kepler y Newton. Más allá tenía que haber un octavo planeta.

Neptuno de cerca

Adams y Le Verrier, un inglés y un francés, calcularon de forma independiente dónde debería estar el hipotético planeta, y acertaron. El astrónomo alemán Johann Gottfried Galle, a instancias de Le Verrier, observó la región que indicaban los cálculos y encontró a Neptuno el 23 de septiembre de 1846.

La distancia que nos separa de Neptuno se puede entender mejor con dos datos: una nave ha de hacer un viaje de doce años para llegar y, desde allí, sus mensajes tardan más de cuatro horas para volver a la Tierra.

Descubre más:
Cinco misterios que esconde Neptuno
Los anillos de Neptuno



Búsqueda personalizada

Inicio