Galaxias activas

Casi todas las galaxias tienen un agujero negro en su centro.

Mientras el agujero negro está activo, atrapa y engulle toda la materia que le rodea, como un remolino.

Galaxia activa

Cuando ya no tiene capacidad para engullir más, la materia continúa girando en torno a él, pero ya no cae dentro. Las galaxias cuyo agujero negro aún está activo se llaman galaxias activas, como la galaxia Centaurus A, NGC 5128.

Las galaxias activas se distinguen por su forma y por la gran cantidad de radiación que emiten. El agujero negro del núcleo está rodeado de un brillante disco de materia, polvo y gas muy calientes. Se llama disco de acreción, y gira en espiral mientras emite radiación de alta energía. Desde los polos, el agujero negro lanza al espacio enormes chorros de partículas, que pueden medir miles de años luz de longitud.

Galaxia del Cigarro M82

La Vía Láctea también fue una galaxia activa en el pasado.

Tipos de galaxias activas

Se conocen cuatro tipos de galaxias activas: los quásares, los blazares, las radiogalaxias y las galaxias Seyfert.

Los quásares y los blazares son los objetos más lejanos y de mayor energía que se conocen. Están a miles de millones de años luz de la Tierra. Los vemos tal y como eran en el pasado, cuando las galaxias aún se estaban formando. Son los objetos más brillantes del Universo, aunque están tan lejos que su luz nos llega muy débilmente. Casi todas las galaxias activas que se conocen son quásares.

Galaxia Seyfert

Las radiogalaxias y las galaxias Seyfert son objetos más cercanos y también muy brillantes. Emiten rayos X, radiación infrarroja y ondas de radio. Su radiación es tan grande, que son la principal fuente de ondas de radio de todo el Cosmos.

En el siguiente enlace podemos ver la imagen en rayos X de un toroide en la galaxia cercana NGC 4388, de tipo Seyfert II.


Búsqueda personalizada

Inicio