Computadoras: las mujeres que programaron el ENIAC

Las primeras mujeres programadoras

La Armada de los Estados Unidos llamaba "computadoras" a las mujeres que resolvían a mano las ecuaciones para calcular las trayectorias de los proyectiles.

El primer ordenador o computadora se construyó en 1946, ocupaba 167 metros cuadrados y se llamó ENIAC. En las fotografías que se conservan aparecen diversas mujeres. No estaban allí por casualidad; fueron ellas quienes programaron ese gran avance tecnológico.

Foto 1

ENIAC (Electronic Numerical Integrator And Computer) fue proyectado durante la Segunda Guerra Mundial para calcular las trayectorias balísticas de las nuevas armas de fuego. Los ingenieros John Presper Eckert y John William Mauchly pasaron a la historia por haber contruido uno de los grandes avances del mundo, mientras un grupo de seis mujeres permaneció en la sombra.

Las matemáticas Ruth Lichterman Teitelbaum, Frances Bilas Spence, Betty Jean Jennings Bartik, Marlyn Wescoff Meltzer, Betty Snyder Holberton y Kathleen McNulty Mauchly Antonelli fueron contratadas por el gobierno de los Estados Unidos para diseñar y escribir los programas del ENIAC. Es decir, los hombres construyeron la máquina y ellas tuvieron que inventar los programas en sistema binario y proceder a la programación, que consistía en conectar y desconectar los cables a las 6000 clavijas del artefacto.

Mención aparte merece Augusta Ada King, Condesa de Lovelace, más conocida como Ada Lovelace, a quien se atribuye el mérito de ser la primera persona programadora de ordenadores.

Foto 1

Antes del ENIAC, los cálculos de las tablas de balística se hacían a mano. 80 mujeres matemáticas trabajaban en la Universidad de Pensilvania. Entre estas computadoras se eligieron seis para realizar el mismo cálculo, pero usando el ENIAC. Tuvieron que programar en lenguaje de unos y ceros sin ayuda ni manuales, sólo con la documentación del cableado de la máquina.

A pesar de realizar con éxito esta asombrosa tarea y de la gran responsabilidad que suponía, quedaron ignoradas durante muchos años. Cuando en 1946 la Armada presentó el ENIAC, en un evento donde su software funcionó a la perfección, ellas no fueron nombradas.

En 1997 por fin se les reconocieron sus méritos y fueron incluidas en el Salón de la Fama de Women in Technology International. Y en 2014 se hizo un documental sobre la historia de estas mujeres titulado "The Computers".

Foto 1

Estas mujeres pusieron las bases para que la programación fuera sencilla y accesible para todos. Crearon el primer grupo de rutinas, las primeras clases en programación y las primeras aplicaciones de software. Su trabajo influyó drásticamente en la evolución de la informática durante las décadas del 40 y el 50 del siglo XX.

Su historia es digna de admiración. Pero aún falta recorrer mucho camino para que las mujeres ocupen el sitio que les corresponde en el área de la tecnología, especialmente en cargos importantes. Por ejemplo, solo un 11 por ciento de las mujeres que trabajan en Silicon Valley ocupan puestos ejecutivos.


Búsqueda personalizada

Inicio