Serguéi Koroliov y la astronáutica soviética

Serguéi Koroliov, un genio soviético

Serguéi Koroliov

Serguéi Pávlovich Koroliov (Ucrania, 1907 - Rusia, 1966), fue uno de los primeros ingenieros y diseñadores de cohetes durante la carrera espacial soviética. Su pasión por el cielo le llevó a sacarse el título de piloto, pero tras leer las obras de Konstantin Tsiolkovsky su obsesión pasó a ser el espacio.

Como ingeniero, en el año 1931 creó un grupo de estudio en Moscú sobre la propulsión a chorro. Este mismo grupo fue el responsable de que en 1933 se lanzase el primer cohete soviético de propulsión líquida. Este grupo también fue el punto de partida para la creación del Instituto de Investigaciones para la Ciencia Misilística, donde se proyectaron los primeros cohetes transportadores soviéticos

Ya en el año 1949, Koroliov fue el encargado de dirigir la realización de de los primeros cohetes sonda de gran altura, además de iniciar los vuelos soviéticos con animales a bordo.

Otros trabajos de Serguéi Koroliov fueron el desarrolló del primer misil soviético intercontinental y el diseñó de los transportadores espaciales que se utilizaron para el lanzamiento de los primeros satélites artificiales soviéticos.

Finalmente, en el año 1961 dirigió los proyectos que desembocaron en la creación de las astronaves Vostok, Voskhod y Soyuz.

Nave Soyuz

Desgraciadamente, Koroliov fue víctima de las purgas estalinistas. Fue arrestado el 28 de junio de 1938 acusado de afiliación a una organización trotskista, sabotaje y ralentización premeditada de las labores en la fabricación de armamentos modernos para el Ejército Rojo. Los seis años que pasó encarcelado en el campo de concentración de Kolymá, en Siberia, le pasaron factura el resto de su existencia. Una afección cardiaca, con complicaciones en el riñón y en la vesícula biliar, acabaron con su vida en enero de 1966, con tan sólo 59 años.


Búsqueda personalizada

Inicio