Hermann Oberth, un visionario de la Astronáutica

Hermann Julius Oberth y los cohetes

Hermann Oberth

El físico Hermann Julius Oberth (Alemania, 1894 - 1989), está considerado como uno de los "padres fundadores" de la astronáutica y, en concreto, de los cohetes espaciales.

Su obra publicada en 1923, "Die Rakete zu den Planetenräumen" (Los cohetes hacia el espacio interplanetario), es un claro manifiesto de su pasión por la astronáutica.

En 1929 trabajó como asesor para el director cinematográfico Fritz Lang en su película "Una mujer en la Luna". Durante el rodaje, un accidente le provocó la pérdida de la visión en el ojo izquierdo.

Ese mismo año 1929 también tuvo lugar el lanzamiento de su primer cohete de combustible líquido. Se trataba del Kegeldüse, que viajó por encima de la Universidad Técnica de Berlín ante la mirada atónita de los estudiantes de Física que enseñaba Oberth. Entre ellos se encontraba un jovencísimo Wernher von Braun, con quien trabajaría poco después, primero en Alemania con los cohetes V-2 y luego en Estado Unidos con los cohetes de combustible líquido.

Entre los libros más destacados de Hermann Julius Oberth se encuentra "Menschen im Weltraum" (Hombres en el espacio), de 1953. Esta obra resulta de lo más visionaria, ya que habla sobre un telescopio reflector espacial, una estación espacial, una nave espacial eléctrica y sobre trajes espaciales.

Oberth junto a von Braun

En la década de 1950 Oberth también manifestó sus opiniones en torno al tema los ovnis, y apoyó la hipótesis de la existencia de extraterrestres.

Oberth es responsable de una gran parte de los estudios y experimentos que en astronáutica han permitido llegar a la Luna y viajar al espacio interplanetario.

Como reconocimiento a su trabajo, en Feucht (Alemania) se creó el Museo del Espacio Hermann Oberth y la Sociedad Hermann Oberth. También hay un cráter lunar que lleva su nombre. Por otra parte, en la película "Star Trek III" aparece una nave de clase Oberth en su honor.


Búsqueda personalizada

Inicio