Joan Oró y el origen de la vida

Joan Oró y el origen de la vida

Joan Oró Florensa nació en Lleida el 26 de octubre de 1923. Oró procedía de una familia modesta de panaderos y tuvo una brillante carrera científica. Ya en la adolescencia, empezó a prguntarse por el papel de la humanidad en el Universo y el sentido de la vida. Insatisfecho con las respuestas que daba la religión, Oró orientó sus estudios hacia la química y la biología.

Licenciado en Ciencias Químicas en la Universidad de Barcelona, viajó en 1952 a Estados Unidos, acompañado de su familia, y cuatro años después se doctoró en Bioquímica en la facultad de Medicina del Baylor University College (Houston). En 1955 ingresó en la Universidad de Houston, de la cual fue catedrático desde 1963, dónde fundó y dirigió el Departamento de Ciencias Bioquímicas y Biofísicas. Ha hecho importantes estudios sobre los compuestos orgánicos existentes en sedimentos terrestres, meteoritos y muestras de la Luna.

Fundó el Departamento de Ciencias Biofísicas en la Universidad de Houston, en 1956, dónde estudió el metabolismo del ácido fórmico en los tejidos animales, investigaciones que serían clave para el estudio sobre el origen de la vida y la interpretación de la ausencia de vida en el planeta Marte.

Destaca en su trayectoria profesional como fecha memorable el día de Navidad de 1959, cuando encerrado en su laboratorio, descubrió la síntesis de la ademina, una de las moléculas más importantes para la vida. La paradoja de su descubrimiento fue que esta sustancia la sintetizó a partir del ácido cianídrico, uno de los productos más venenosos.

Participó desde 1963 en varios proyectos de investigación espacial de la NASA, como en el proyecto Apollo para el análisis de las rocas y otras muestras de material de la Luna, y en el proyecto Viking, encargándose del desarrollo de un instrumento para el análisis molecular de la atmósfera y la materia de la superficie del planeta Marte.

La Viking 1 en Marte

Joan Oró fue uno de los precursores de la teoría de la panspermia como causa del origen de la vida en nuestro planeta. La teoría de la panspermia sostiene que la materia orgánica que dió lugar a la vida pudo llegar a nuestro planeta en los cometas que impactaron sobre la Tierra primitiva. En sus investigaciones elaboró un esquema que va desde las primeras transformaciones termonucleares en las estrellas hasta la vida en nuestro planeta. En su libro 'El origen de la vida' escribía:

"Algunos de los procesos prebióticos son reproducibles, en líneas generales en el laboratorio y se ha comprobado que el medio acuoso o líquido es el más idóneo para su desarrollo. Por tanto, es casi seguro que la vida brotó en lo que se ha llamado mar primordial u océano primitivo."

Participó también como miembro de la Junta Espacial de la Academia Nacional de Ciencias, que asesora el Gobierno de los Estados Unidos sobre los proyectos de exploración espaciales. Estos proyectos incluyen entre otros, la Estación Espacial Internacional en orbita terrestre, y el viaje tripulado al planeta Marte. A partir de 1970 impulsó la Sociedad Internacional para el Estudio de los Orígenes de la Vida, ISSOL, de la que fue presidente.

Como profesor emérito de la Universidad de Houston, vivió a caballo entre Houston y Barcelona y fue miembro de varios comités de la NASA y de la Academia de Ciencias de Estados Unidos.

Regresó a Catalunya en 1980 para colaborar en los nuevos planes de desarrollo energético y el estudio de fuentes alternativas de energía, y para trabajar como profesor de la Universidad Autónoma y como director en el Instituto de Biofísica y Neurobiología, si bien conservó su cátedra en Estados Unidos. En ese año ocupó también un escaño en el Parlamento de Catalunya y formó parte de varias comisiones de esa Cámara.

En la década de 1990 continuó con sus trabajos como profesor de la Universidad de Houston y miembro de diversos comités de investigación de la Agencia Espacial Norteamericana. Desde 1992 desarrolló numerosos proyectos de investigación química relacionados con el espacio y fue uno de los principales investigadores para el análisis de las muestras lunares del proyecto "Apolo" y del proyecto "Viking" sobre la atmósfera y la superficie de Marte.

Parque Astronómico del Montsec

Tras jubilarse 1994, Oró regresó a Cataluña donde impulsó la construcción de un observatorio astronómico en el Montsec, creó una fundación que ha organizado encuentros científicos en Lleida y trabajó los 10 últimos años como un apasionado embajador de la ciencia.

Con una docena de libros publicados y más de 200 trabajos de investigación, fue varias veces candidato al Premio Nobel y recibió la Gran Cruz del Mérito Aeronáutico en 1983 y la Medalla Alexander Ivanovich Oparin de la Sociedad Internacional para el estudio de los orígenes de la vida, otorgada en 1986.

También recibió la Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio y la Creu de Sant Jordi, además de poseer también el doctorado 'Honoris Causa' de la Universidad de Houston. En julio de 2004 recibió la medalla de Oro de la Generalitat de Catalunya, una distinción que el investigador recibió en su domicilio debido a su ya delicado estado de salud. Falleció el 2 de septiembre de 2004 en Barcelona.




Google
Búsqueda personalizada